Derribo de la cárcel. Opinión, prensa y nuevas fotos.

En Diario de un derribo tenemos unas cuantas entradas nuevas, una de opinión, otra de fotografías del derribo desde una de las calles adyacentes y un par de artículos de prensa.

---> Domingo 1 de Junio: he añadido una nueva con un artículo de prensa digital sobre el futuro de los terrenos de la cárcel de Carabanchel. ¡Qué tengan suerte!


---> Lunes 2 de Junio: Me envían un artículo que apareció en el Correo de Andalucía sobre el proyecto del futuro parque, lo subo al blog.

Ahí seguimos.

SALUD Y PARQUE

El Mariachi en bicicleta

Esto de revolver entre los archivos secretos de mi pasado me está trayendo algunas sorpresas. Como cuando tenía esa fuerza de voluntad de ponerme a escribir cuando iba y venía de algún lado. Sigo sin encontrar los ficheros que busco entre tanto CD y carpetas pero bueno, ahí va una crítica de cine. O algo parecido. A todo esto, ya ha dejado de llover.

Así de repente me vienen aquellos c¡ne clubs como el de Medicina, el de Arquitectura, el de Ingenieros, el que montaban en la UGT y perdura aún creo (una pantalla realmente gigante donde me enamoré de Irma la dulce), el de Económicas o Empresariales (creo que fui una vez atraído por La rodilla de Clara, y no se si hubo más luego) y más cercano en el tiempo el del patio del rectorado, e incluso en el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, este es más reciente, donde hay ciclos de lo más variopinto, recuerdo un porno andaluz con un fondo de oleaje con chiringuito incluido que, en fin, fue hace poco tiempo y acompañado, comparado con mis andanzas de ciclocineasta en solitario entre la lluvia fina de los domingos invernales. Qué tocaba hoy, Reina Mercedes, o el de Medicina... con final feliz, siempre, no es tanto la película como el hecho de sentirse regenerado tras las dos horas de emoción, y que no me encuentre la pitón colgada.. y sin bicicleta. Ya suena el motor en la sala en este domingo del siglo XXI.

Un día escribí...

EL MARIACHI

Hace poco pudimos disfrutar en el Cine Club de Ingenieros, de una producción mexicana que sorprendió a propios y extraños hace menos de un año. Se me quedó grabado la curiosa famosa frase que lanzó un crítico al narrar su crónica desde no se que festi­val europeo: "Robert Rodríguez con tan sólo 7000 cochinos dólares ha logrado humillar la industria de Hollywood. Con el dinero de esta película se hizo un segundo de Parque Jurásico". Lo llevamos di­cien­do mucho tiempo, ¡¡¡la imaginación al po­der!!! antes que pagar millonadas absurdas.

Este manito de 24 años es el tercero o el cuarto de una fami­lia de diez hijos. Comenzó como dibujante de tiras cómicas que aparecieron en diferentes revistas texanas. Por lo visto estudió la carrera de Cine en la Universidad de Austin (no se si tiene algo que ver con los coches) y realizó experimentos en el mundo del video hasta que un cortometraje suyo que se llamaba Bedhead consi­guió arrancar la admiración en diverso festivales. El Mariachi fue su primer largo­metraje para el cine y le ha supuesto un contrato de dos años con Columbia Picture.

El protagonista de la cinta es, como se puede suponer fácil­mente, un mariachi que llega a un pequeño pueblo al mismo tiempo que lo hace un asesino a sueldo. El mariachi y el asesino visten los dos de negro, pero mientras que el primero lleva su guitarra en el estuche, el segundo tiene su estuche lleno de guitarra. Como podréis imaginar un momento de confusión es suficiente para que se produzca el equivoco y cada uno tenga el estuche que no le corres­ponde. A partir de ese momento, la vida del mariachi cam­biará radi­calmente. La película tiene cierta carga de violencia pero mostrada de una manera que no se hace desagradable. (¿Puede la violencia alguna vez no ser desagradable?...hay que pararse antes de escribir algunas cosas… pero bueno ya está puesto…)

Destacaría de la película a personajes secundarios con sus rápidos movimientos como son el hombre-orquesta, la policía de la penitenciaría y el recepcionista de la pensión. Desde luego la película, a pesar de los momentos de tensión que se relatan está rodeada de un tranquilidad y parsimonia que delata el país de origen de la película.

Como dice el mariachi (en boca de Carlos Gallardo, el actor principal) una ciudad que te recibe con cocos gratis a la entrada debe ser una ciudad de suerte. Aunque él no la tuviera.

ANIMAL CRACKERS


He mandado a Torkuatro al teatro

Como dice un colega, "estoy más agobiao que cuando fui vestio de amarillo al IKEA....", que no oiga que no, que no soy de aquí, que soy como usted, que vengo buscando el portaretratos de oferta, que ya se que están de obras, que no, oiga que no se cual es la cola para lo de las cochones..... lo que si se es que el café está malísimo....

Y como no consigo que se me paren las neuronas para escribir cosas nuevas, que las tengo dando vueltas bombardeándome de ideas nuevas pero sin dejar que solidifique alguna, y estoy deseando contar cosas pero soltar de golpe y porrazo la cruda realidad me ha parecido siempre muy aburrido y por eso insisto en envolverlo todo de ficción, y no hay más ficción que la pura realidad, y por ahí quiero andar, si realmente continuo caminando, las cosas puras y duras, como que es intolerable lo de la segunda fila de los coches, los que aparcan a las aceras por los rebajes, la falta de muchísimos de estos, es que debería pararse la actividad municipal y mandar a todos los operarios a arreglar esto en toda la ciudad, hasta que no quede ni una acera sin su bajada de cota cero, con sus pivotes para que no se suban los hijosdesumadre (que a lo mejor pasa por allí precisamente con el carrito de la compra o con la silla de ruedas, o con el cochecito del nieto... y tiene que liarla para cruzar la acera...), como pueden hacerse obras en la ciudad si quedan tanto problemas elementales con soluciones básicas sin resolver. Cuando estén todas las aceras adecuadas, entonces se mete usted, señor alcalde, en otros fregaos, pero antes cumpla el eslogan, "Sevilla, ciudad de las personas". Y lo que diga para el alcalde actual vale para todos los que le precedieron y los que vendrán y los que no lo serán, también para ellos. Este con barbas por lo menos ha peatonalizado zonas como la Alfalfa que este jueves de fiesta daba gusto jugar con los niños en el parquecito. Pero una piedra no hace unos caños como los de la calle Oriente, así que espabile, hagas las cosas bien, y rebaje las aceras, TODAS, y luego siga jugando con los trenecitos....

Y como ya sabía yo que me metía en faena, no me reservo asuntos clásicos como el de la suciedad de la ciudad, que no es una ciudad sucia es que es una ciudad de sucios, de guarros, de gente sin educación, si, si, si, esta que pisamos y que adoramos, es una ciudad de gente guarra. Nosotros. Y así se lo dije a una concejala, que me confirmó mi teoría, no hay redaños para que un representante diga esto en público, ciudad de gente sucia. Pero ya me he vuelto a liar. Y cuando hable de los polígonos industriales de nuestro término municipal, verdaderos motores de la industria, de la evolución de la ciudad, pues si dejan tiradas obras monumentales qué me van a decir de todo esto. Mucho de que hablar. Ahora, silencio, que suben el telón.

Como en aquella época de Secuencias, mando a Torkuatro al teatro para que se relaje y me cuente cosas bonitas...

TORKUATRO VA AL TEATRO

ULEN SPIGEL

La última obra que ha representado este grupo teatral ha sido Cadáveres exquisitos, que intenta introducirnos en un mundo macabro como son los entierros y velatorios pero salpicado constantemente (como es habitual en ellos) de humor y situaciones absurdas.

Por el título ya nos podemos hacer una idea de lo que pretenden, mezclar el horror que produce la presencia constante de un cadáver sobre el escenario y el placer que siente el ser humano ante lo exquisito, ante lo exótico, ante lo excéntrico.

Quizás en algunos momentos se repitan los gags y pueda perder un poco la gracia del asunto (decir que el público no paró de reír en todo el rato que duró la obra, hora y media aproximadamente) pero esto lo compensaría con la habilidad física (auténticos malabaristas) que presentan sobre la tarima.

Hubo detalles que me gustaron, como el de tener un violinista en directo para resaltar las escenas más trágicas (no olvidemos aunque nos estemos riendo que estamos presenciando un velatorio) o el de gastar una broma al público en medio de la representación.

Pero lo que más destacaría, porque también apareció en otra obra de ULEN SPIGEL que pude ver hace ya tres o cuatro años en la sala de la Politécnica, es que no existe una frontera que nos distinga el principio y el final de la obra. Desde que entras en el teatro (en este caso el LOPE DE VEGA) ya te intentan meter en la historia y el muerto está muerto hasta cuando salen los actores a saludar. Otro detalle que se puede agregar a todos estos, es que les gusta mucho hacer uso de todo el teatro, es decir, van apareciendo personajes entre los pasillos del patio de butacas. Estos actores suelen representar personajes que vienen de la calle y entran en una funeraria en la que el muerto debe ser muy conocido porque está lleno de gente mirando el fiambre.

A pesar del nombre del grupo, suena a muy extranjero, son todos españoles excepto el director. Espero que tengan éxito cuando la representen por otros teatros de Andalucía.

TORKUATRO




Para los que pasean mirando balcones y estrechuras ...

Un día escribí...

MARZO 2002

Buscando el sol por Rico Cejudo. Familia gitana cantando a compás. Semillería.
Avenida de la Cruz del Campo, callejuelas de Nervión. Villa Carmen, Villa Isabel y Villa Julita. Casas con torreoncillos. Muchos comercios tradicionales de los del desavio.
Eso, la abandonada Cruz del Campo. Desastre urbanístico.
Entro en una caja de ahorros con azulejo del vía crucis en la fachada (hasta aquí llega la fuerza de la mirada del Cachorro) y veo, mientras espero mi turno, un cartel de la Parroquia del Perdón. Cantera de cofrades.
Luis Montoto. Antigua cárcel de menores. Otro azulejo.
La Altea, El Verde Inglés y Flandes. Triunvirato de la decoración.
Cuatro esquinas para un cruce : El Corte Inglés, Los Lebreros, Colegio Borbolla y el antiguo Vicens, que hace poco fue Horno Santa Justa y que ahora es una tienda de complementos, que me dicen es muy cara.
Parroquia de San Benito. Preside Valvanera, los tres titulares de la penitencial en el altar de la izquierda. San Juan mira absorto la estampa desde el lado opuesto. Redescubrimos a San Antonio, San José, en lo más alto el propio San Benito. ¡Ah! Y la placa que nos recuerda que aquí se fundó el Gran Poder.
Vemos lo bien que le va a Castro Motos que han ampliado negocio.
Tienda de los veinte duros, o de los 60 céntimos de euro. Salimos cargados con cinco o seis cosas, y no todas a cien pelas.
Ya no hay puente, viaducto viejo y nuevo.
Puerta Carmona. Peña Los Caperucitos. Carnaval en Sevilla.
Plaza del Cristo de San Agustín. Intentos continuos cada año de resucitar esta vieja devoción, que según cuentan superaba con creces a cualquiera de las actuales.
Calle San Esteban, bares, diminutos ultramarinos, fruterías, barrio perdido, que no todo el casco histórico es centro. Sevilla añora sus barrios intramuros y abandona los extramuros. Ya no llora nadie por sus arrabales.
Balcones de la esquina de Imperial y de Medinaceli. San Esteban cerrada pero el Señor de la Salud y Buen Viaje recibe al caminante.
Preparando un catering en la Casa de Pilatos. Nos acercamos y tomamos nota de los precios de las visitas. Queda pendiente.
Calle Águilas. Están arreglando la casa que da nombre a la calle. Es una tranquilidad saber que no se te va a caer encima uno de los aguiluchos de piedra.
Convento de las Clarisas, San Pancracio. Cuanta fe en un metro cuadrado. Cuantos rezos a este singular Ministerio del Trabajo.
Nos desviamos por Vírgenes, Cabeza de Rey Don Pedro y volvemos hacia atrás por Alfalfa, que también es calle. Aunque esto me confunde. Hay que ir buscando un bar como sea.
Ella entra en una de sus tiendas preferidas, un batiburrillo de pequeñas cosas entre las que destacan sus viejos cromos.
Empieza a verse ambiente por las bodegas. Subimos entre naranjos buscando Luchana. No me extraña que San Isidoro haya decidido bajar por aquí para buscar el Salvador por Alcaicería. Aquí si rompemos tradiciones pero en lo de las mujeres ¿no?, eso no vale.
Comercio tradicional. Mil lámparas para un salón incompleto.
San Isidoro. Parroquia renovada hace ya unos años. Esqueleto del pasovirgen en uno de los laterales, cerca de donde se guardan una de las joyas de nuestra semana mayor, el Simón de Cirene que acompaña al Señor. Le podrían poner algo más de luz.
Frente al Cirineo está la Virgen de la Salud, que permite cada año uno de esos otros momentos de gloria, en nuestra ciudad. Un euro para seguir conservándola.
En la capilla de la izquierda un cristo crucificado de época más antigua que los que normalmente encontramos sobre nuestros pasos procesionales. Este cristo llamó la atención de un escritor extranjero, especialista en nuestra guerra civil, que reclamó información al capellán de la parroquia. Este escritor, Irving, sentado a mi vera, en la capilla del Sagrario conversaba con el susodicho lugareño sobre la etimología de la palabra Sagrario y sobre la costumbre desconocida para él de tener una vela roja encendida cuando está presente el cuerpo de Cristo.
No le faltaron elogios para la supuesta buena acústica del templo y para el altar de la capilla antes citada que calificó como “cueva dorada para la virgen”. Siguió dando vueltas por la iglesia tomando notas en su agenda.
En la primera capilla junto a la puerta están las imágenes procesionales de San Isidoro. Al igual que la Virgen de la Encarnación en San Benito, la de Loreto estaba vestida de hebrea. Me gusta.
Ya va siendo hora de una cervecita, en Donaire, donde se puede leer un curioso cartel solicitando costaleros para el Jueves Santo en Jaén. Pagan el desplazamiento y manutención. Mientras nosotros cerveza, manzanilla, jamón y queso.
Nos volvemos por la Alfalfa, Odreros y Boteros. Es inevitable entrar a asomarse al Garlochi, bar de copas absolutamente barroco. Plaza de San Ildefonso, Zamudio, San Leandro. Prohibir las litronas en la pila del pato, es tirar por tierra mucha de la cultura popular de esta ciudad. Deben tener cuidado con las prohibiciones.
No podemos evitar el recuerdo de esas noches viendo procesiones. Lunes Santo, Beso de Judas, Pila del Pato. Alternativa a la masificada Alfalfa.
Teniendo como vigía la esbelta torre mudéjar de Santa Catalina, llega el autobus. Se acabó lo que se daba.

Aquellos locos con sus locos cacharros

Llevaban poco tiempo los noventa, transcurrían lentamente cuando un grupo de intrépidos alumnos decidió montar una revista mural de cine, bueno, fue lo que llamaríamos el plan b, la idea original era montar un cine club. Aprovechando la independencia que habíamos conseguido de peritos industriales al mudarnos al campus de Reina Mercedes, a aquel edificio de ladrillos coloraos, ¿sería esa la razón de que hubiera tantos gaditanos matriculados?, bueno, a lo nuestro. Aquellos locos por el cine se unieron a otros más locos por los juegos de rol, el Magic, por las revistas , por la música más radical, por la caza del tuno, cualquier cosa valía, por yo que se cosas más y fundamos el Aula de cultura de la Facultad de Informática. Lo cierto, el ambiente no era propicio para la creatividad, estabamos ante uno de los estudios más deshumanizados, y uno de los centros con menos espíritu colectivo en los que pudiéramos haber caído. Eramos gente que nos apasionaba algo más ... ¡Ah! tu que eres del aula de cultura, si eso que está en el sótano, en la esquina del bar, junto al tablón, pero ¡oye! ...

Íbamos por el plan b, no os despistéis. El único plan posible. Una revista mural de cine a la que bautizamos como SECUENCIAS. Muchos, miles, pasarían por delante y ni la verían. Pero allí estábamos, cada dos o tres semanas renovando el material. Y hasta alcanzábamos nuestro momento de gloria cada año con el QUIZ, la quiniela de los Oscars. Los redactores eramos pocos, gente rara, maravillosa, inteligente, que sabían (ellos ... yo me dedicaba a divagar con mis cosas) tela de cine, y algún loco que iba como, parece ser sigo ahora, yendo un poco al ritmo que me marca el airecillo que mueve mis orejas al andar... con mi mundo, mis personajes, salvo alguna vez que firmaba con mi nombre ya empezaba a utilizar mis seudónimos favoritos, Animal Crackers, Torkuatro, Dr. Pildor, incluso llegué a montar una sección propia, FILA CERO.

Hubo más pero sirva esta presentación como homenaje a todos esos pioneros fantásticos: Ricardo, Marco Antonio, Ana, Nacho, Victor, Miguel, Rafa, Inma, etc.

Como soy tela de hartible, os iré poniéndo de vez en cuando alguno de esos artículos que se escribieron en aquellos tiempos donde pillar un ordenador en el centro de cálculo necesitaba un plan de defensa aérea, donde no había móviles, ni internet, ni San Google había subido a los altares, ni había carril bici ni periódicos gratuitos ...

DONDE DIJE DIGO PUSIERON DIEGO

No es la primera vez que en SECUENCIAS tratamos el tema de las traducciones de los títulos de las películas. La imaginación en algunos casos es sorprendente, pero lo que es peor es que en ocasiones no sabes, ni por asomo, de donde se han sacado el nombrecito.

La cosa viene de antiguo, en 1922 empezaron por reducir el título de una película a más de la mitad: NOSFERATU, EINE SYMPHONIE DES GRAVENS (F. W. Murnau) se nos quedó en España como NOSFERATU a secas. La que luego sería precursora de todos los Drácula se merecía mejor trato.

Igual acortaban que alargaban títulos, sirva como ejemplo LA PARADA DE LOS MONSTRUOS que realmente era FREAKS (Tod Browing, 1932).

Los encargados de destrozar nombre de películas tampoco tuvieron tacto con los grandes maestros, como a JOHN FORD que le pifiaron por lo menos cuatro obras: THE HURRICANE (1937) que nos llegó como HURACAN SOBRE LA ISLA, PASION DE LOS FUERTES no es ni más ni menos que MY DARLING CLEMENTINE (1946), EL GRAN COMBATE era CHEYENNE AUTUM (1964) y SHE WORE A YELLOW RIBBON (1949) se tradujo como LA LEGION INVENCIBLE.

Las hay muy sorprendentes y originales como UN "SPORTMAN" DE OCASION que realmente es TRAMP, TRAMP, TRAMP (Frank Capra & Harry Edward, 1926), I SOLITI IGNOTI (Mario Monichelli, 1958) conocida como RUFUFU o VIAGGIO IN ITALIA (Rossellini, 1953) que nos llegó TE QUERRE SIEMPRE.

Hay un película en la que me resulta difícil comprender el cambio de nombre: DR. JEKYLL AND MR. HYDE (Victor Fleming, 1941) no les gustó y pusieron EL EXTRAÑO CASO DEL DR. JEKYLL.

Hay que destacar que la principal manía de los destroza-títulos es acortarlos ( y además cambiarlos, claro). Para añadir a los anteriores aquí van unos cuantos más:

MAD ABOUT MUSIC (Norman Taurog, 1938) ---> MENTIROSILLA

THE CHILDREN'S HOUR (W. Wyler, 1961) ---> LA CALUMNIA

DOUBLE INDEMNITY (B. Wilder, 1944) ---> PERDICION

SCARLETT STREET (F. Lang, 1945) ---> PERVERSIDAD

En ocasiones la traducción nos recuerda a algo el original:

# THE SHOP AROUND THE CORNER (E. Lubitsch, 1940)

EL BAZAR DE LAS SORPRESAS

# ARSENIC AND OLD LACE (F. Capra, 1944)

ARSENICO POR COMPASION

O no nos recuerda a nada, como estas:

# THE BAD AND THE BEAUTIFUL (V. Minnelli, 1952)

CAUTIVOS DEL MAL

# ON THE WATERFRONT (E. Kazan, 1954)

LA LEY DEL SILENCIO

# PICKUP ON SOUTH STREET (S. Fuller, 1963)

MANOS PELIGROSAS

Tranquilos, aún hay más, pero ya os iré trayendo en próximas apariciones. UN SALUDO.

Animal Crackers




Trece de mayo, un mes y un día

Ya amanece. Por esa claraboya
las luces del crepúsculo atalayo:
pronto entrará del sol el puro rayo
que a las sombras arrolla
y en bienestar convierte mi desmayo...
¡Ya el rayo destella!...
¡Ya mi prisión se enjoya de luz bella!...
¡Ya soy dueño de mí!... ¡Ya bien me hallo!...
¡Ya trina el ruiseñor!... ¡Ya canta el gallo!...
¡Trece de mayo ya!... ¡Quién lo diría!
Llevo en esta prisión un mes y un día,
sin por nadie saber lo que acontece...
¡Y hoy martes, gran Dios!... ¡Martes y trece!...
¿Por qué el terror invade el alma mía?
¿Por qué me inspira un miedo extraordinario
esa cifra, ¡ay de mí!, del calendario?
¡Ah, no, cifra fatal!... No humillaréis
el valor de don Mendo; no podréis;
todos iguales para mí seréis
trece, catorce, quince y dieciséis (../..)

Extraído de La venganza de Don Mendo. De Pedro Muñoz Seca. ¿Qué no la habéis leído? ¿No la habéis visto en teatro, en cine? ¿Nunca os ha soltado nadie una de las miles de frases llenas de ripios y juegos de palabras? que momento, que momento ...

¿Pues a qué esperas? ¿A que el Abad mitrado se quite la mitra?

Si me tuviera que ir corriendo a una isla perdida ... no dudaría en llevármelo. Y es que en lugar de acabar en la olla de los caníbales prefiero morir de risa.

Primero quise ser el marques de Moncada para soltar el monólogo de como caza el padre las aves con lumbre (ya sabéis vos como es), luego me dio el pronto ligón, escalador de murallas y jugador de las siete y media y claro me emperré en ser Don Mendo, el caballero y el trovador porque sabed que menda es don Mendo y que menda mató a Mendo. Y eso en muy pocas obras pasa.

Pero los aires cambiaron y en mi mente sonó Magdalena ¡ave, rosa, luz, espejo, rayo, linfa, luna, fuente, ángel, joya, vida, cielo! y como resistirse a tan ardiente y cruel personaje...

Pero no digo más. Es vuestra la obra en cuanto la empecéis a leer... no defrauda...

A mi reservarme el papel, ya me he decidido, de Clodulfo, el vil carcelero...




Abrimos a las seis de la mañana

Grabié entró en el bar, pasaban cinco minutos de las siete. Café con leche y tostada. ¿Que le va a poner? Mantequilla.
La maquina tragaperras estaba que echaba humo, media hora larga funcionando a tope, tragándose el trabajo de dos semanas, las mudas nuevas de tres hijos varones, su operador rozaba ya el momento cumbre que como en un orgasmo de luminoso rosa será rudimentario y previsto. No hará más que cumplir con lo pactado. No soluciona el problema que está al final de la calle, en su casa.
Nadie más, salvo, en la esquina del local, sentado, encorvado, escondido, un viejo. Lleva en la mano un viejo cuaderno grapado.
¿Donde está el canijo? Pedro, no me vengas con tonterías, vamos, vamos, vamos, has aparecido sin él, estoy harto de buscaros y no podía ir más a donde el sargento, no me dejan llevar a Petrosilio. Lo tendré que llevar a Isla Cristina. Todos son problemas. Cállate, ahora manejo yo el asunto, nada de preguntas, no tengo más respuestas que las que sabes. ¿Y tu primo? ¿Donde lo dejaste? Estoy harto de mirar en las esquelas. ¿Tiene usted el periódico? No nos han traído todavía el Marca. No, no, no, ¿el ABC digo, el ABC? No sólo traemos ese. Y con el mentón suavemente señalaba un escudo enmarcado en plata. Brillantina hortera de tienda de chinos. Real Madrid, año de fundación 1902. ¡Cateto eres Isidoro! ¡Más de cien años robando! Te quieres meter padentro, ve poniendo las tostadas de las reinas del barrio que entran por aquí, buenas, cuanto tiempo sin verlas, como venimos de enjoyadas. Isidoro, tres de máquina y lo de siempre con aceite y tomate. Procesión de impedidos, bueno lo que era antes. No nos gusta faltar y menos hoy. Póngale algo caliente a Matías, hay que ver que lleva casi un año igual, desde que volvió de la Residencia. ¡Desde que lo echaron, querrá usted decir! Republicano, rojo, pobre, ¿lo van a querer allí , esas que escogen a los niños con lupa para el colegio? Claro, que Matías también se las traía, con su movida, cada tres horas preguntando a la celadora, si lo habían llamado, se pasó así años, preguntando si lo había llamado el presidente. ¿Zapatero? No, un Fernando Valera, el último presidente en el exilio o eso dice él.
No quiero saber más de vosotros, ni de vuestros planes. Basta de mensajes, no quiero oíros más. Ni veros. Salid de aquí. Iros de mi vida.
¿Me decía algo?Sí, sí, sí, ¿que qué se debe? ¿Cafe y tostada con mantequilla? Uno ochenta caballero. Gracias. Vaya usted con Dios.



Pesadillas

El sueño es sencillo pero escalofriante.
La pesadilla me vino en dos noches.
Una diez años después de la otra.
Ya digo que nunca con tan poca cosa pasé tanto escalofrío.
Venía un tipo con corbata y bigote y me lo decía al oído.
Diez años después, con barba canosa.
El mismo tipo se acercaba de nuevo.
Está vez no fue tan claro pero me dijo lo mismo.
Fue ayer, esa segunda vez.
Esta vez añadió,
ahora vas y lo sueltas en el blog.
No me queda otro remedio.
Esto me dijo las dos veces:
En Sevilla los pasos van con ruedas.

Derribo de La Ranilla. ¿Habrá un parque pronto?

Entrada breve para comentaros que he actualizado con algunas informaciones del blog del derribo de la cárcel. Esperemos que a partir de ahora tenga que actualizar con más frecuencia, lo que signifique que las cosas empiezan a moverse, que está la cosa más paraita que el caballo un retratista.

http://derribocarceldelaranilla.blogspot.com/


SALUD Y PARQUE para tod@s

Antonio

Los ejes de mi carreta

Autor: Atahualpa Yupanqui
(segun me comenta un anónimo comentarista el autor es Romildo Risso, autor de la obra poética)
Interprete: Alberto Cortez

Porque no engraso los ejes
me llaman “abandonao”;
si a mí me gusta que suenen
pa´ que los quiero engrasaos.

Es demasiado aburrido
seguir y seguir la huella,
andar y andar los caminos
sin nada que lo entretenga.

No necesito silencio
yo no tengo en quién pensar.
Tenía pero hace tiempo
“áura” ya no tengo más.

Porque no engraso los ejes
me llaman “abandonao”;
si a mí me gusta que suenen
pa´ que los quiero engrasaos.

Los ejes de mi carreta
nunca los voy a engrasar.


Poco tengo que decir para la letra que me recorre el cuerpo diariamente, no soy como los demás, no quiero serlo, ni siquiera como las personas que admiro, quiero llegar a pensar por mi mismo.
Y ahí estamos. Ahí seguimos, cediendo lo menos posible ante lo que llaman inevitable, es que hay que seguir el sistema ... sí, .... y sin embargo se mueve.... haremos lo que tu digas pero .... no engraso los ejes ....

Cara a cara

¡García! ¿Quién es el siguiente?¡Qué pase, que pase que son las tantas! Está aquí otra vez, quiere lo mismo. Trae una caja, de zapatos creo, con agujeros. Qué pase, García, qué pase, deje esos informes ahí, anda que pase, acabemos prontito. ¡García! esta vez que Petrosilio se quede en la puerta atado a la barandilla de la escalera. Que entre sólo el muchacho.

¿Nos saltamos el protocolo Sr. Rodríguez? ¿Es necesaria la recogida de datos personales? Joder, joder, joder, mi sargento, cualquier error en el procedimiento mandaría a la mierda mi declaración. Póngase cómodo, espero que Petrosilio comiera en casa antes de salir.

¿Nombre completo? Grabié L. Rodríguez Santos
Gaaabrrriel ¿y la L de que era? Mi nombre se escribe Ge, a, be, ere, i, e, ele pero se pronuncia Grabié, me lo dijo mi madre, es de origen inglés, como Pe, e, te, e, ere, que se dice Piter. La L es de Leonardo. Pase de apuntar eso.
¿Documento nacional de identidad?77234511 ¿letra?M
¿Usted dirá? Quiero denunciar la desaparición de dos personas. El canijo y el Pedro. Vamos juntos a la facultad. Hacemos Antropología Social. Nos queda poco para terminar.
¿Y sus familias?¿Nadie ha denunciado nada?¿Cuándo fue la última vez que los vió?¿Por qué no dijo nada ayer cuando vino?¿ni antes de ayer?¿ni la semana pasada? Gabriel, hijo, Gabriel, por favor, llevas dos años viniendo tres veces por semana. Joder, joder, joder, mi sargento, sólo era una broma para asustarlos, fallaron la respuesta, quería ponerlos prueba, ellos están hablándome constantemente, todo el rato, quieren saber constantemente, preguntan, viven de las respuestas, constantemente, mi sargento, espere, no llame a García, mi sargento, espere, tengo pruebas, dejaron esto, había esto en el mojón. ¿quienes Gabriel? Ellos, mi sargento, en la carretera, volví a buscarlos, era una broma para que me respetaran, y ya no estaban. Se los han llevado. Deme la caja, ¡García! lleve al chico a su casa, y ¡escucha Gabriel! no vuelvas mas... con el caimán ese de las narices. ¡Entendido!

Las doce y media, me largo, ¡García! pásese el lunes por el Rectorado, luego a la DGT, averigue incidentes en la BA-061, por el kilómetro 45, o el 47, ya lleva mucho tiempo repitiendo tonterías, ¿no queremos jugarnos la subidita del verano,no? Venga, el lunes me lo aclara.

¿Mi sargento? ¡Qué! Que qué tiene la caja.... Zapatos Puche Plaza Grande, Zafra.
Sevilla la chica le llaman a Zafra, ¿lo sabía? aggggg mire, el tío guarro este de las narices.

Pobrecitas, no eran muy grandes, de pequeño las mirábamos como se comían los cucarachones, que precisión, eran letales, esa lengua, arma de alta calidad, mi sargento, nos vemos el lunes.

Un cuadro en mi azotea

Hemos subido a recoger la ropa a la azotea. He puesto la radio. Comenzaba Hora Veinte, las noticias. Se seca todo tan rápido. El tiempo es estupendo. Mi hija con las pinzas ha diseñado sobre el suelo una flor. Luego, cuando nos marchemos, las iremos recogiendo por colores. Antes inventaremos historias. Y la radio sigue sonando, mi amante de todos los tamaños la llamé un día, y es que siempre viene conmigo. Me gusta más escuchar hablar que oír música. Que agusto se está en la azotea. Sigue diseñando cosas raras con las pinzas, ya averiguaré. Sobre mi cabeza bombardeo de finales, de comienzos de historias para el blog. Tengo esta manera de meterme en los temas, envolverlos en mi mundo, con mis personajes, cada cosa que leo me lleva a otro camino, cada idea que surge termina al revés de como empezó, o en el olvido. Otro caso de maltrato a una mujer, en Córdoba está vez. Gala tiene una fundación allí que es una mezcla de la Florencia renacentista, de los Pitagóricos, y supongo que de aquella institución libre de enseñanza madrileña, eso me ha parecido al ver el reportaje que pusieron por la noche. Otro caso de maltrato. Y me acordé de mi estancia en el Poblado Alfonso XIII, en aquel aula multiusos donde impartí clases, esos días en la marisma, hasta el cuarto día no pude ver el paisaje que recorría. Días de lluvia. Abril aguas mil. Me vino a la memoria un cuadro que presidía las blancas paredes del centro. Cuadro que fotografié. Estaba dedicado a la mujer maltratada, mejor dicho, era un grito en forma de lágrima contra la violencia machista. No se quien es el autor o la autora. ¡Hora de ir al baño Lucía! . Últimas carreras del día. Buenas noches. Sigo pensando en una buena historia para el blog.