La marea baja.

 Las Salinas del Duque, entre Ayamonte e Isla Cristina (al fondo) dejaban al aire cangrejos y pisadas, pocas aves y muchos pensamientos que se iban y venían. La marea estaba baja...

El montón.

El verano, fantásticos meses de Julio y Agosto, todo parece más iluminado - comentó el sonriente turista al recepcionista del Hotel Mediterráneo, en plena Costa del Sol, cerca de todo, lejos de nada, como exhibía su publicidad en las carreteras que acercaban a millares a la playa. Y aún insistía antes de recoger la llave de la habitación - estos precios nos permiten a los del montón ir donde antes era impensable.

Salvo que esté usted en la parte de abajo del montón, señor - le dijo también sonriente el recepcionista de aquel Hotel Mediterraneo, en plena Costa del Sol, cerca de todo, lejos de nada.

Callejeando por Madrid...

Hace ya un tiempo que estuvimos por los madriles....y fuera de los objetivos típicos que mezclan familia y monumentos desvié en algunas ocasiones la cámara hacia otras posiciones...otros andares...