Como en tantas ocasiones


Como en tantas ocasiones volví a emprender un viaje, en busca de la belleza que impregna la esencia de la vida. Y como casi siempre, el punto de partida estaba dibujado en su piel. En esta ocasión en una cima, la del Monte Gurugú...

24 comentarios:

Rosalía dijo...

si el mapa está sobreimpreso en la piel ... hay que arriesgarse a viajar

SIB dijo...

La piel es a veces un diccionario enorme de sensaciones...donde se encuentra además de la belleza la enorme ternura...
Encantada de leerte
Un abrazo

Juanma dijo...

Conocerte y tener la oportunidad de que me expliques tu proceso de creación, tan visceral y puro, le da a mis lecturas sobre tus textos otra dimensión. Ahora, en esta ocasión, tengo una piel suave sobre mi mirada al bloque de pisos que tengo enfrente.

Un abrazo, Antonio.

Joana dijo...

Corto, pero conciso y además dejas abierta la puerta para que cada uno imagine lo que...

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Y lo que está under the skin...

Besos de piel morena

Noelplebeyo dijo...

Un buen punto de partida..una cima para descender hasta alcanzar el valle

Saludos

La gata Roma dijo...

Bueno, no te fuiste muy lejos. Descubriste la clave de los viajes, no es una cuestión de distancia, sino de percepción.
Kisses miles mi querida farola.

el aguaó dijo...

Una cima puede ser el mejor principio de un recorrido. Si además esa ruta comprende tersas imperfecciones y vertiginosos ascensos, la emoción está asegurada.

La piel suele ser el mejor mapa a aseguir.

Un abrazo enorme con hielo y limón.

P.D. La cima del Monte Gurugú me recuerda a una joroba... por la baranda (chichichivú)

Julio dijo...

De la piel al sentimiento. No es mal camino.

mrrm dijo...

Enprender un viaje, apremder e impregnarse de todo lo nuevo que te ofrece el viaje...
No deberíamos dejar de viajar, aunque sean trayectos cortos.

Saludos

Rosa

dama dijo...

Hay océanos escondidos tras su mirada, y el mapa de la vida se queda grabado en la palma de mi mano cuando le acaricio.

Ese viaje quisiera yo para mí.

Zapateiro dijo...

¿Hoy el mapa de tu piel cuenta con una nueva arruga?

Creo que alguien se está callando su cumpleaños.... No digo más.

panterablanca dijo...

Es tu cumpleaños?, Si es así, felicidades!!!, y tantos tirones de oreja como años cumplas :-DDD
Ascender hasta una cima nos dará idea más clara de qué camino seguir después, pero la piel, siempre tiene infinitos caminos por recorrer.
Besos salvajes.

ordago13 dijo...

QUe imagen mas guapa¡¡¡¡

ordago13 dijo...

hey pues podría poner la de "imsomniac" de echobelly en un programa de canciones sobre dormir.

María_azahar dijo...

Muchísimas felicidades Antonio :)

Canónigo Alberico dijo...

por cierto tocayo es verdad que el año que viene empieza la vuelta ciclista a España en Sevilla? propongo contrareloj por equipos en el monte Gurugú, por cierto Feliz año nuevo

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Siempre que alguien menciona este monte recuerdo la letra de Kiko Veneno:

"Tiene una pata de palo, tiene una joroba
y se parece al monte gurugú".

mariapahn dijo...

Y seguro que allí, delante de tus narices, estaba la poesía; más pura y más emocional que nunca...

Si es que esto de mirar sin ver se nos da de lujo a los humanos.

Muchas gracias por seguirme aún en mis ausencias ¡gracias! Estoy falta de tiempo y con la crisis de los treintaitantos...jejeje

Muchos besitos

El callejón de los negros dijo...

Gracias por la felicitaciones, y especialmente por vuestras aportaciones a mis escritos. Estas quedan incorporadas al contexto y son pretexto para las siguientes.

Últimamente no puedo visitaros como quisiera pero noto vuestra presencia...

Nos leemos.

Antonio

Paços de Audiência dijo...

Se me ha antojado fumarme un cigarro aliñado en la cima de tan escarpada montaña.

El callejón de los negros dijo...

Paços no te reprimas... ya vendrán los indios cuando vean el humo.

pati dijo...

Ahora mismo tengo la piel de gallina...

;)

Un abrazo, Antonio :)

El callejón de los negros dijo...

¡¡Eso es que está muy vivita y coleando!! Dando guerra con letras y sonrisas... así da gusto caminar por las pieles ajenas...

Antonio