La ciudad

La ciudad se cerró como un mapa de excursionista. Los polígonos industriales besaron a los barrios residenciales antes de hundirse juntos, de la mano, en el abismo de un pliegue. Y allí siguen todos esperando una nueva limpieza para saber si podrán volver a ser el juguete almacenado de un niño que todo lo tiene o el sueño más valioso de un niño que nada tuvo.

20 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Algún día se desplegará y asombrará a toda la humanidad.

Un abrazo

Zapateiro dijo...

Qué entrada más bonita Antonio.

Me encantó. Un beso.

el aguaó dijo...

No es lo mismo mirar que ver. Ni siquiera es lo mismo saber mirar que saber ver. Sin embargo, amigo Antonio, tienes la capacidad de saber mirar y saber ver. Saber mirar a tu alrededor y sacar provecho. Saber ver más allá y tocar allí donde las emociones rebosan.

¿Cuantas ciudades sueña un niño con conquistar?, ¿cuantas ciudades conquista en sus sueños?, ¿cuantas ciudades conquistamos los que echamos de menos la infancia?

Si la ciudad se puede doblar, los sueños se pueden cumplir, o eso dice la tarjeta de la suerte.

Preciosa entrada.

Un abrazo muy grande amigo.

P.D. Yo soñé en más de una ocasión que tenía dos 'suites' en la calle Álcalá, que empezar de nuevo significaba cobrar y que la cárcel era un rincón en la esquina de un cartón despellejado...

Mayte dijo...

No sé si un día podrán saltarse muros tan altos que nosotros mismos hemos propiciado de alguna manera...

Bikiños.

El callejón de los negros dijo...

Luz de gas, que bueno... y procuraremos llevar puesto nuestro mejor traje. Un abrazo.

Zápat, tu ya sabes quienes me inspiraron. Un bessso.

Aguao de la vieja ciudad soñada es necesario, para entender todo lo que nos rodea, no perder el pulso de un niño ante algo que le sorprenda. Gracias. Besssos.

Mayte... nosotros mismos, tu lo has dicho, somos pura contradicción... Bikiños.


NOS LEEMOS.

Antonio

mariapahn dijo...

Creo que me quedo con el sueño, soy más de soñar, ya me conoces... y, bueno, al final los sueños son el motor ¿no crees? la esperanza es el material del que están hechos y las ganas la manera de respirar que tienen... en fin... muy mística para ser domingo ocioso ¿verdad Antonio?

Un besito lluvioso

dijo...

Y es que ante el abismo todos somos iguales.

Ahora habrá que empezar de nuevo. Y habrá juguetes almacenados y sueños impagables, como siempre.
Yo, como Mariapahn, me quedo del lado de los sueños. Si son el motor del mundo, igual pueden darle la vuelta a las cosas...

Un beso

mrrm dijo...

Cuantas cosa mágicas guardan los mapas.
Ya ves, este fin de semana he atravesado el mapa de España (ida y vuelta). Lo mejor fué preparar la ruta del viaje en mis mapas, como cuando era pequeña y dibujaba el mapa del tesoro...

Saludos

Rosa

limoncello dijo...

me ha sorprendido gratamente que hayas puesto la asociación de parkinson en tu blog (mi hermano es socio y diseñó el logo. Yo también soy socia por tocarme el tema indiretamente)

Y lo curioso estupendo desconocido es que he llegado a ti por unas lineas de un taller de relatos que hice..."su cara se parecía a una serie de fotografías.."

me encantan este tipo de casualidades..

verdial dijo...

Preferiría que fuese el sueño de un niño que nada tuvo. Seguro que de él saldría algo muy bueno.

Besos

El callejón de los negros dijo...

mariapahn... la esperanza se respira y se devuelve en forma de miradas cómplices... besos

por suerte podemos reinventarnos (no siempre nos dejan los encargados de jodernos la vida...) cada cierto tiempo...
Besos

mrrm... adoro los mapas y me vuelven loco. Si eres como yo casi que disfrutarías más en la preparación...
Saludos

limoncello... hay muchos sitios donde las personas hacen cosas importantes, sólo es una pequeña contribución..
Y estupenda desconocida quizás nos conozcamos de aquellos meses y no lo sabemos...
Besos

NOS LEEMOS
Antonio

El callejón de los negros dijo...

Verdial, también prefiero el sueño de lo no logrado...
Besos
Antonio

panterablanca dijo...

¿EStás hablando del Monopoly? ;-)
Besos salvajes.

Edward dijo...

No es facil tener esa visión de La Ciudad, en la que hasta lo mas distante está conectado. El problema es que de tanto usar el plano empiezan a desgastarse los pliegues y hasta se producen agujeros.

Quizás habría que tener de nuevo esa mentalidad de niño para que ,fuera de prejuicios, pudieramos redescubrir de nuevo La Ciudad.

De hecho lo que se nos graba a fuego en el subsconciente y seguimos viendo conforme crecemos, hace que seamos incapaces de asumir un cambio...parece que se nos aleja mas esa infancia.

Un abrazo Antonio!

Zapateiro dijo...

¡Qué grande eres Antonio!

Entre tu cuarentena y la entrada de Moe de hoy tengo un pellizquito en el estómago que no te digo trigo.

Siempre pensé que dar un pregón sería una terea imposible para mí. Condensar tantos sentimientos en letras no se me hace asequible.

El mejor pregón que existe es lo que se te despierta en el cuerpo cuando un buen día, de repente, reparas en que el azahar comezó a brotar y estás en la calle llenándote de aromas inconfundibles que consiguen que todo cobre un prisma distinto y los días empiezan a volar y nuestro pulso cambia.

Un beso lleno de gratitud.

Du Guesclin dijo...

Aunque me encantan los sueños y soñar, prefiero la primera opción. Soñar una ciudad es malo, y mas si soñamos algo que ya no está; prefiero verlo, palparlo, sentirlo, tenerlo.

Creo que con lo que nos contaron nuestros abuelos y nos dicen los libros de historia tenemos suficiente como para soñar eternamente.

Saludos.

El callejón de los negros dijo...

panterablanca.. ¿y por qué no?
Besos

Edward, saber cambiar avanzando no retrocediendo como suele ser costumbre. Un abrazo.

Zapateiro, gracias. ¿Cuántas cervezas te debo ya?
Tu lo has dicho, vivir la calle.
Bessssssos

Du Guesclin... mucha gente como tu y Edwardhabláis de construir ciudad, cada uno con sus visiones, eso es lo que a mi me interesa. Por eso os sigo muchachos.
Un abrazo.


NOS LEEMOS.

Antonio

alguien que disparó la pistola dijo...

Si, las comparaciones son odiosas y las medias bondades, las liturgias monacales, la tinta china, las distribuidoras de innocencias, la inteligencia desasmitristrada, la idesalogia matematica, las pervivencias de lo que fue, el mundo de las sombras, los motivos perdidos entre martinis, etc

Pero hay que intentar sentir devoción por ellas sino solo nos quedaran lo amorable.

dama dijo...

Nunca supe jugar al Monopoly, pero suelo soñar con casas constantemente.

Besos.

El callejón de los negros dijo...

alguien que disparó la pistola se te olvidó aquello de "los tiempos pasados entre sábanas de lino...".
Bienvenido.

Dama será porque eres urbanita y no puedes evitarlo...
Besos.

NOS LEEMOS.
Antonio