Sin que sirva de precedente ... (Carta anual de un amigo)

Como viene siendo habitual en los últimos años, ocupa este día tan esperado para muchos la correspondencia de un amigo de nombre Fernando y de primer apellido Conde, de un sevillano, de un poeta de la copla, de un hombre que trasmite con palabras entendibles lo que la ciudad palpita...

Gracias. Y disfruten la calle y sus comentarios. Nos trae una recomendación puntual para cada día de la Semana Santa y un conjunto de anécdotas propias de ser contadas entorno a unas cervezas y una croquetas de bacalao..


SIN QUE SIRVA DE PRECEDENTE…...
¿Habrá algo más sevillano que esos rincones de la Semana Santa que atesoramos celosamente bajo candao y que sólo y exclusivamente compartimos con los más queridos?. Y es que no es cuestión de airear ese rincón….no vaya a ser que se llene de gente, oiga…
Les dejo unos cuantos de esos rincones de “mi” Semana Santa, seguro de que muchos de ustedes (otros no) los conocerán, y sabedor de que tendrán los suyos y con la esperanza que compartan al menos alguno conmigo. Son rincones que tampoco andan escondidos, simplemente huyen de la masa, que no a veces del bullicio, y buscan la intimidad, la marcha dulce tras el paso de palio o el detalle de un contraluz entre nubes de incienso. La bulla se concentrará en la Alfalfa o en la Cuesta del Bacalao, en las entradas y las salidas, en la Plaza del Triunfo, en el Arco del Postigo….yo no…
Les dejo algunos de esos rincones. Ojo, sin que sirva de precedente….


DOMINGO DE RAMOS.-
El primer rinconcito os lo dejo de la mano de la Niña Inmaculada de la Puerta Osario. La verdad es que ya es Lunes Santo a eso de la una o una y media de la madrugada. La Gracia y la Esperanza de San Roque hace rato que pasó por la calle Caballerizas (sinónimo de bulla y cangrejeros varios), y sigue llorando “al compás de la cera” que diría, y dijo, Rodríguez Buzón. Ha pasado por delante de la Casa del Cristo de la Ventana o de las Lágrimas, como bien conoce el que sabe, y girando a la izquierda entra en las calles Imperial, Calería y Juan de la Encina: callecitas estrechas de la Ciudad Eterna (que no es Roma, Antonio, que es Sevilla). Ojo, hay gente, no vaya usted después a recriminarme que creía que iba a estar sólo delante de Ella... En el vídeo suena “A ti Manue”, otros años suena “la Madrugá” y últimamente “Gracia y Esperanza nuestra” (si no ha escuchado esta marcha, escúchela oiga, ¿a qué está esperando?). Escuche el carillón hecho palio más sevillano de la Semana Santa hispalense y, no se corte, mire a la cara a la Niña, Ella sigue llorando “al compás de la cera”. Récele si es creyente. Si no lo es, también….¿qué mal le puede hacer?.
Sin que sirva de precedente….
Al compás de la cera
Dicen que Tú vas llorando
Al son de bambalinas
Y de claveles suspirando
Y Sevilla reza, canta y mece a la que es Pureza entre azahares de Domingo de Ramos:
No llores guapa Esperanza
Inmaculada hispalense
Niña llena de Gracia
Entre toas las mujeres

http://www.youtube.com/watch?v=DfXL4B4acGk
http://www.youtube.com/watch?v=6sp3FNoTfTU (Marcha Gracia y Esperanza Nuestra)


LUNES SANTO.-
Sin que sirva de precedente, ni muchísimo menos, comparto con vosotros otro de mis rincones de la Semana Santa de Sevilla. Lunes Santo, calle Alemanes esquina a Hernando Colón. Invariablemente, da igual el año en que te encuentres, los lunes santos a eso de las 12:30 o 1 de la noche, a la Virgen de las Aguas le tocan en esa esquina la marcha “Nuestro Padre Jesús”, siempre, desde que Abel Moreno iba delante del Soria 9 (vale, vale, La Banda de la División Mecanizada….). Todo el mundo está en el Andén del Ayuntamiento más adelante y en esta esquina se puede vivir una de las “revirás” más completas de la Semana Santa de Sevilla. Los más finos varales de Sevilla a compás, casi ni se mueven. Cuando suena el trío de la marcha se escucha el ruido de los operarios de la avenida cerrando las sillas. Si tiene usted la oportunidad no se pierda ese pequeño momento de la Semana Santa sevillana todavía sin masificar: poca gente y “los de siempre” en aquella esquina (el que lo ve, repite)…... Si vais, ¡acuérdese! mire la cara del personal y observe como se le cae la baba mientras contempla a la Virgen de las Aguas….y no le dé publicidad, por favor. Si alguien le pregunta mándelo al Andén del Ayuntamiento que es donde “se ve mejor la Cofradía”. Ya sabéis…sin que sirva de precedente.
http://www.youtube.com/watch?v=zizzXUUT9Ag&feature=related

MARTES SANTO.-
Los “momentos” no sólo se producen a la luz de las “folclóricas” candelerías como dirían los seguidores de Barbeito. Muchas son las Cofradías de barrio que llenan las tardes de la Semana Santa de caramelos, capas airosas, carritos de niño, suegras emperifolladas, bandas huérfanas de Misterio al que tocar, estampitas, balcones de gala. Sí, de esas cosas que a los “rancios” nos vuelven loco. Pido perdón por ello a aquéllos. Cofradías de barrio, barrios hechos Cofradía, e incluso una que resucita a su particular Lázaro una vez al año. Pero ese es otro momento...
Nos quedamos, Antonio, ¿lo dudaba usted?, con San Benito el Martes Santo, aunque no en el arrabal. Los de la Calzada están tomando Sevilla con el izquierdo por delante, a eso de las cinco y media o seis de la tarde, y lo hacen a través de la Puerta de Carmona y el Muro de los Navarros..... No hay bulla no obstante, podrá disfrutar yendo al encuentro. Revuelo de angelitos en las canastillas. Recréese en los detalles que no podrán ser apreciados en otros lugares más “señalaitos”. No falta ni el tío de los globos detrás de la banda de la Palomita de Triana, como debe ser..., vamos, como si estuviésemos en el Altozano.
http://www.youtube.com/watch?v=YhUYBmKuac8&feature=relate
http://www.youtube.com/watch?v=3kfvBdI3KlE
http://www.youtube.com/watch?v=L4d8UrPydII

MIERCOLES SANTO.-
Os dejo un rincón olvidado, retomado y a la vez remozado en mi cofre. Digo esto porque hacía muchos años que no me acercaba a la calle Cervantes la noche del Miércoles Santo. El año pasado lo hice...no me arrepentí. Doce y media o una (otra vez estamos fuera del día marcado). La Banda de las Tres Caídas interpretó “La Pasión” y la chicotá, saliendo de la parte más estrecha de Cervantes fue memorable. Fue la primera vez que escuché la marcha. Me habían hablado que si es una banda sonora de una película, que si no tiene nada que ver con una marcha de cornetas y tambores, etcétera…. A mí me encantó. Ojo, había gente, no vaya usted a reñirme.... No sé si servirá de precedente o no....probaremos otra vez este año.
Hago un paréntesis en estos rinconcitos para contaros resumidamente la experiencia que vivimos en la calle Cervantes unos amigos y yo hace muchos años. Los más jóvenes no sé si sabréis que en la Semana Santa de 1980 aproximadamente, no recuerdo el año exacto, padecimos una ola de calor. Fue como si hubiésemos trasladado la Semana Santa a tiempos de Corpus. Las Hermandades sevillanas daban sus primeros pasos en la aventura de las cuadrillas de hermanos costaleros. Muchas izaron velas hacia aquellos mares sin guardar todas las debidas precauciones, todo hay que decirlo.
Aquel Miércoles Santo fue sofocante. El termómetro alcanzó temperaturas de 35 grados. El estrago de aquella ola de calor bajo las trabajaderas fue terrible. El Lunes Santo hubo costaleros, yo los conozco, que llegaron a meterse debajo de tres palios para que pudieran entrar en sus respectivos templos, entre ellos el de la Virgen de la Salud. Entraban un palio y cogían el coche corriendo y se iban a otro lugar de Sevilla. Es verídico.
Acompañado de varios amigos nos dirigimos a las tres de la mañana (la Lanzada hacía la Estación de Penitencia en último lugar) a la calle Cervantes. Sudábamos la gota gorda en plena madrugada.
El Misterio de la Lanzada, que sin calor ya pesa lo suyo, daba chicotás de ocho o diez metros, no más. Simplemente levantaban el paso y a los ocho metros los dos zancos traseros comenzaban a tocar el suelo y había que arriar el paso. ¡En el último palo sólo quedaban dos costaleros!, uno por zanco, mientras que la gente (no solo hermanos sino todo el que andaba por allí) ayudábamos con las manos desde fuera empujando hacia arriba en el arranque (en el borde de la mesa) de la canastilla del paso mientras duraba la chicotá. Habían desaparecido fijadores y corrientes. Lo mismo o parecido se repetía en muchas de las trabajaderas, sobre todo las traseras. Uno de mis amigos cogió la ropa de uno de los costaleros que yacía tirado por el suelo (literalmente) y se vestió, metiéndose, por su estatura, en la penúltima trabajadera. El contraguía igualaba sobre la marcha a los pocos que se ofrecían. Los faldones, evidentemente, iban levantados.
Así pudimos ver a mi amigo Paco con pantalones de pinzas y sus zapatos negros debajo del paso del Santísimo Cristo de la Lanzada...
Ni que decir tiene que el aguaó dimitió aquella noche…
http://www.youtube.com/watch?v=vXQHlq4qTOY

JUEVES SANTO.-
Hágame caso. Métase entre pecho y espalda un par de torrijas porque quedan por delante 36 horas de Gloria y en las piernas ya se amontonan los adoquines de los cuatro días anteriores. Además tiene usted que pasear muy “arreglaito”, porque ya sabe: “hay tres días que relucen más que el sol....” y estamos en uno de ellos.
El Jueves Santo no hay por donde cogerlo oiga. Desde la Cruz de Guía de los Negritos hasta el palio de la Virgen de la Merced es un conjunto perfectamente medido de las esencias de Sevilla, cual media verónica faraónica. Perfecto.
Por una vez....y sin que sirva de precedente....vamos a ver una entrada. El rincón no es especialmente sevillano en cuanto a su enclave. Si quiere usted ver una Cofradía entrar “en familia” (en el mejor sentido de la frase, ojo) lléguese a la Fábrica de Tabacos del barrio de los Remedios ya entrada la madrugada más grande que ha parido la humanidad. Las rejas de la calle Juan Sebastián Elcano dan paso a una placita, dentro de la Fábrica de Tabacos, donde se encuentra la Capilla de la Hermandad. Allí, a oscuras, sólo están encendidos los dos faroles de la puerta, y entre sones cigarreros, los penachos de los cascos romanos serán más negros y siniestros que nunca…, detrás la Virgen de la Victoria, casi ná. Véala entrar en el rinconcito que Sevilla le dejó, sin que se le caiga la cara de vergüenza, “de prestado”.

LA MADRUGÁ.-
No es de noche, pero tampoco de día… Calle Castelar esquina a Molviedro. Hace rato que pasó el Cisquero que perdona los pecados en Sevilla. Cruz arbórea, cirios negros, colas al brazo, alpargatas. El Cristo del Calvario sigue dormío camino de la Magdalena. ¿Qué tiene el incienso del Calvario?. ¿No lleva música….o sí?. Se oye el crujío del maero y de la madera de ráfagas en plata de ley. La Virgen de la Presentación al son del racheo de sus costaleros....palio de cajón…compás abierto….bosque de candeleros….bordados juanmanuelinos. ¿Claveles blancos?, los justos oiga, no hay ni uno de más ni de menos. Si tiene suerte escuchará algún vencejo madrugador. Saeta desde el balcón de la Casa Hermandad de Jesús Despojado. Sublime trasera de palio que se marcha….se marcha….el preste….clarea el Viernes Santo….
Imposible un vídeo que pueda mostrar esto.

VIERNES SANTO.-
Viernes Santo. Como siempre andamos pasados de hora y estamos en la madrugada del Sábado Santo. El Cachorro se ha estado muriendo por las calles de Sevilla durante toda la tarde…, pero yo que soy trianero no puedo decirle que vaya a la Magdalena, al Arco del Postigo o a la Plaza del Triunfo o, lo que es muchísimo peor, al Paseo Marqués de Contadero a verlo pasar sobre el Puente de Isabel II (¿mande?). Eso no oiga, eso se queda para los “guiris” y usted no lo eres.
Al Cachorro hay que verlo de cerca. Al Cachorro hay que mirarle a la cara, hay que tutearlo, de tú a Tú. En caso contrario, usted no habrá visto la Semana Santa de Sevilla, así de sencillo. Hay que verlo como se muere en Cava, en la calle Castilla, de vuelta, a las 2 de la mañana, en la oscuridad, en su barrio, o es que ¿me va a negar usted que el Cachorro donde mejor se está muriendo es en Triana?. Se muere……y no se termina de morir….buscando la última bocaná de aire trianero. No hay más, punto.
Sitúese debajo de un naranjo a ser posible que conserve azahar. Tampoco voy a negarle que cerca de donde habitan esos naranjos hay alguna que otra tasca, para qué vamos a engañarnos. Tómese una copita debajo del naranjo charlando de la Semana Santa que ya se acaba y espere…ya suenan a lo lejos los sones de la Banda de la Presentación de Dos Hermanas. Ya me contará lo que siente cuando mire a la cara a la muerte y a la Vida a la luz de guardabrisas empañaos de cera en plena oscuridad de la calle Castilla…y ya sabe…
Oiga, ¿A dónde va?, no se aparte del naranjo (¿dónde va a estar usted mejor a las 2 y media de la mañana de una noche de Viernes Santo?), tómese otra copita….estamos en los arrabales del barrio, esto se acaba y viene la Señorita de Triana.

SÁBADO SANTO.-
Cae la tarde del Sábado Santo en la calle Dª María Coronel y uno, que terminó la noche anterior a las tantanas debajo de un naranjo, se encuentra nuevamente debajo de otro. Se palpa el cansancio en Sevilla mientras la Madre llora a su Hijo muerto entre sus brazos. En la placita del Convento de Santa Isabel estará la temida bulla. Quédese bajo el naranjo. Marchas fúnebres. Se marcha la Virgen de la Soledad a los sones de “Mater mea”....esto se acaba y sólo nos queda una última Esperanza....

En fin, aquí quedan estos pobres rinconcitos que, tengo que confesarlo, no son los más secretos que guarda mi cofre…pero es que no está uno para pregonarlos…y, en todo caso, eso sería otra historia.

A mi amigo Antonio Colubi por los buenos ratos que nos hace pasar con la “Cuarentena”.

10 comentarios:

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esta es la mejor guía sin duda.

Mayte dijo...

¿Mejor guía que ésta? Lo dudo.

Un biko para ti ;)

mariapán dijo...

Y yo voy y me cambio de residencia estos días...si es que... no pué sé...

Buena semana te deseo Antonio ¡disfruta!

besitos mil con olor a incienso.

Nimrod dijo...

no entiendo tu comentario, si eres tan amable de explicarmelo te lo agradeceria ^^
Un saludo

mrrm dijo...

Bellos ojos los de tu amigo. Este año el naranjo reventava de azahar.

Saludos

Rosa

Dama dijo...

¿Cuánto falta para el Domingo de Ramos?

Zapateiro dijo...

¡Qué valor el de tu amigo al confesar ciertos secretos! Las mejores guías son persnalísimas y secretas, de eso no hay duda.

¡Qué me gusta dejar que mi mente repase momentos vividos! Todo acabó pero ahora es tiempo de repasar durante un año entero.

Un beso grande, grande.

El callejón de los negros dijo...

Luz de gas... de las mejores desde luego porque se basa en la experiencia y ofrece la posibilidad de no hartarse... es muy selectiva...

Mayte... la práctica dirá el resto... pero la pinta es de eso...
Bikiños.

Mariapán, gracias... y donde fueres seguro que encontrarías cosas bellas... ¡¡a qué no me he equivocado!!
Besitos.

Nimrod, supongo que será en tu blog... no veo la respuesta para comentarte que puse. Estaría en algún momento de pérdida de conciencia temporal.

mrrm, cierto es que no nos ha faltado el olor de la Semana Santa... y bien que se ha disfrutado. Saludos.

Dama,ummmm pues ¡prácticamente nada!

Zápat... y recordar en compañía es un placer doble. Bessssssossss




Intentaremos retomar la senda de las pequeñas historias que se ajustan a las dimensiones de este callejón.
Nos leemos.
Antonio

medianoche dijo...

Buenísimo sin duda...

Saludos

El callejón de los negros dijo...

Medianoche, bienvenida al Callejón, y claro, el autor de la guía sabe mucho de todo esto...

Saludos
Antonio