El insulto

Cuando pensaba que su puño izquierdo iría directo a mi mandíbula, cuando ya no tenía tiempo para reaccionar y el espacio entre el proyectil y mi cuerpo tendía a cero, frenó en seco, levantó el índice y dijo mirándome sin pestañear: "Lo que me ha dicho no le llevará a ningún lado, se trata de un anacoluto en toda regla. Desde la última reunión en Zurich no había escuchado nada igual. Le auguró un futuro prometedor como dirigente político."

9 comentarios:

Rosalía dijo...

No me gustan nada los dirigentes políticos ... Pero nada de nada.

bsito.

Mayte✿ dijo...

Un gran insulto, sin duda, en estos tiempos y en cualquiera.

Besiño.

Mayteღ dijo...

Mucha doble moral...pero aún asi un insulto de tal calibre no se da siempre, fuerte, fuerte.

;)

El Caliz de la Canina dijo...

Cómo podía yo haber llegado a ésta situación ......

Un abrazo canino.

La Canina seguirá cavilando ....

Dama dijo...

¿Anacoluto?... Prefiero el puñetazo sin duda.

Zapateiro dijo...

Lo curioso es que los políticos mejor valorados, casi siempre, son los que son capaces de hablar y hablar y hablar sin decir nada en un montón de horas. No hay duda de que es un arte que pocos cultivan porque ahora, lo que ocurre ahora, no es eso sino que la mayoría sólo dice idioteces, cosa distinta sin duda.

Juan Antonio ( Amaneceres mios) dijo...

anacoluto sera tu puñetero padre

Capazorros dijo...

El cielo esta anacolutado.
¿Quien lo desanacolutara?
El desanacolunatador
que lo desacolonute
buen desanacolunatador será.

El callejón de los negros dijo...

Les vayan dando a los dirigentes... ¿hay palabra más desagradable?

Besos enormes para todos.

Antonio

P.D. NOS LEEMOS.