Algunos le llaman Fran, otros Nicolás....

Y al final del túnel estaba él.
Con su mano extendida, "ven a mí", decía, soy al que llamaron porque tengo la luz y la espada de la inteligencia.
No puedo perder el tiempo en aparcar por eso voy siempre en coche con chófer.
Se llama Ángel.
Todos me negarán cuando lo cuentes. 

2 comentarios:

Grecia Garcia dijo...

Holaaa
Tu blog ha sido nominado a dos premios
http://elmundodegrecia.blogspot.com.es/2014/11/premios-recibidos.html
Pásate por el blog, nos leemos!!

Antonio Aranda Colubi dijo...

¡Gracias! Me paso a ver.

Antonio