Francisco, Patricia y sus tres hijos

Francisco volvió de su recorrido diario por toda la ciudad. El trabajo de buscar trabajo empezaba a descomponer su habitual entereza. En la televisión, que veían adormilados, Patricia y sus tres hijos, alguien sugería que sería necesario recurrir a novedosas e ingeniosas formas de obtener ingresos para superar la crisis. Francisco no llegó a quitarse la chaqueta y sin decir nada se marchó de nuevo a la calle.
Negro, blanco, negro, blanco, negro, blanco. ¡Zas!. La ambulancia recogió a Francisco siete minutos después. Nunca estuvo en peligro su vida pero la recuperación de su pierna izquierda fue algo que le llevó mucho tiempo en rehabilitación, y las señales en toda la cara, algo que llevaría consigo siempre.
Tres meses después del accidente, Francisco recibió una carta certificada de la compañía de seguros del coche que le atropelló. Siete mil doscientos treinta y tres euros con quince céntimos, pagaderos al mes siguiente y en la cuenta corriente más abajo reseñada. Un año de hipoteca pagada. Nuevas e ingeniosas formas de obtener ingresos para superar la crisis.

30 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Ay Antonio esperemos no tener que llegar a eso, pero ya hay quien lo hace seguro, que pena.

Un abrazo

ROSALÍA dijo...

Pues a cosas peores se llega por comer. Con la crisis aumentas los secuestros, robos, asesinatos, prostitución, venta de órganos, ... Mejor no sigo.

Qué difícil es todo a veces.

Bsos.

Parsimonia dijo...

Drama negro, más que bicolor, como el paso de cebra en el que fue atropellado el pobre hombre y su ingeniosa manera de sacar dinero.
Un saludo.

Joana dijo...

Pues podía haberlo planeado mejor y sacar un poco más de dinero. A problemas dramáticos, soluciones drásticas, o algo parecido!

Noelplebeyo dijo...

Y dolorosas maneras de humullación física y personal...

jrfr dijo...

Antes de oler la cebra siempre se puede silbar.

Candela dijo...

joder, que drastico!! Pa habernos matao!!

Juanma dijo...

Ojú, mi querido Antonio, un poquito el alma a los pies tras leer tu texto. Pero bueno, a mí me gustan así. O hay pellizco, o no hay nada.

Un fuerte abrazo.

Ivan dijo...

Y, quién le dice miserable al muchacho, si al fin y al cabo, tiene 4 a lomos, bueno, esperemos, cuando todo pase, la gente aprenda a no hipotecar sus vidad y ser mejor así, un saludo y gracias por tu comentario.-

Capazorros dijo...

No es un caso extraño, pero podía haber sacado más. ¡Ya re digo!
Un saludo.

migul dijo...

Mm interesante manera de superar los baches

verdial dijo...

Me ha entrado un miedo por el cuerpo...¿en serio que hay que hace esas cosas tan abominables???

Un abrazo

Mónica dijo...

Un poco crudo no????

sevillana dijo...

Que decisión tan drástica de ese hombre para poder sacar a su familia adelante.
Saludos

dijo...

La verdad es que es tremendo el relato, pero el regusto a humor negro que deja la última frase tiene su punto. Esta crisis...

La gata Roma dijo...

Pero digo yo.. ¿tú no estarás pensando en eso? Mira que como te despistes y no vayas por un paso de peatones o el semáforo esté en rojo no cobras un duro, e incluso puedes tener que pagar tú…

Kisses

Du Guesclin dijo...

Pues mira que esa historia me pilla muy de cerca, pero que muy cerca (eso si, a menor escala...)Vamos, que me quema.

Eso si, no es para pagar hipoteca ni rollos de crisis ni nada por el estilo, sino pura fatalidad, de hecho espero que no vuelva nunca a suceder...

Y es que a Ester le han dado tres porrazos en el coche desde feria para acá, de hecho el lunes le dieron el último. No son cosas graves, pero del segundo tuvo hasta rehabilitación. Ya te digo, mucha tela... Aunque hemos amueblado el salón.

Saludos y desde aquí hago un llamamiento a todos los conductores del mundo: cuando veais un Daewoo Matiz plateado matrícula CRS, por favor, ¡¡¡tened cuidado!!! Que quiero pagar el dormitorio con mi trabajo....

Tormenta. dijo...

Espero espero que no se tenga que llegar a eso, porque menudo riesgo, de no contarlo después o quedarte mal para toda la vida..no creo que se le ocurra a mucha gente..o sí? madre mía!!!!.

El otro día, me sorprendió una tienda, que decía"no necesitamos a nadie" está claro que esto va de mal en peor!

Besos guapo!.

Siento haber estado algo ausente problemas con el pc.

Carol Bret dijo...

No me parece tan mala idea al fin y al cabo. Quiero decir, que al hombre no le da por secuestrar a nadie o algo peor. Por una hipoteca me parece excesivo... pero si no pagas la hipoteca te quedas en la calle. ¿Qué prefieres, miseria o batacazo? Pues mira, este señor del relato prefirió topetazo. Aunque suene un poco bruto, creo que yo sería capaz de hacerlo si tuviera una criaturita hambrienta a mi cargo (tres hijos en el relato...).
Estas cosas pasan. Desgraciadamente.

mariapahn dijo...

Uffff, yo ando en paro y parece que la cosa no va a cambiar en un futuro próximo, pero... de ahí a que me tire a un coche... Lo malo de esto es que seguro seguro, que hay alguien tan desesperado que haría esto como solución o como alternativa.
Esperemos que todo esto marche a mejor porque si no..., ALLIANZ va a acabar en bancarrota...

besitos

Dama dijo...

Desgraciadamente me suena todo esto, aunque en mi caso no hubiese estado nada mal ese final.

panterablanca dijo...

Cuando uno está suficientemente desesperado hace lo que sea .
Besos salvajes.

SUSANA dijo...

Caramba! Cuando ya no quedan alternativas, cuando las puertas se cierran una y otra vez y las cuentas se acumulan, llega la desesperación.

En este lado del planeta hemos escuchado de nuestros políticos muchas veces esas frases vacías. Claro, ellos no saben, no conocen ni conocerán la impotencia, el dolor moral y la desesperación finalmente cuando el trabajo no se consigue.

Muchas Gracias Antonio, fuiste muy claro!

Un abrazo!

El callejón de los negros dijo...

Gracias por vuestras reflexiones, que cerca está a veces la realidad de la ficción. Suponiendo que viendo lo que vemos la ficción tenga algun recoveco donde meterse.

Antonio

el aguaó dijo...

Cuando la genialidad se une con la originalidad y la aparición de la inteligencia se hace patente, la destreza de la suspicacia se convierte en texto.

Y é voilá!!!... tu entrada.

Más de uno hemos pensado en rocambolescas jugadas del destino para recibir dinero en época de crisis. Dicen que la Lotería toca. También dicen que existió un rey Cruel y Justiciero.

Un abrazo amigo Antonio.

lisebe dijo...

¡Que pena !!

Pero que realidad más exacta, quizás nosotros no hayamos llegado a este extremo pero nadie dice que la crisis se va arreglar de hoy para mañana, así que aunque no soy pesimista, no es raro que encontremos a más de una familia que conozcamos estar en esta dramática situación.

Mientras que los de arriba no sufren en absoluto pòr la superviviencia, los curritos sufrimos para llegar a final de més.

Besitos querido Antonio

mrrm dijo...

¡Hay gente pa tó!. Mira, si te pasa porque estaba para una, bueno, pero supe yo de una familia que le cogió el tranquillo al asunto y en tres años salían a 1.5 accidentes por miembro (estadisticamente hablando), eran 5 en la unidad familiar y con lo recaudado se hicieron un chalecito...
Yo prefiero seguir sana y entera, hemos pasado crisis peores y aquí estamos para contarlo.

Sara López dijo...

Sería triste terminar llegando a este punto... Me ha gustado tu microrelato

Saludos,
Sara.

Thiago dijo...

jaja pero que morboso! ahora entiendo tu comentario de que te gusta Berlanga, es un metodo muy berlanganista de obtener ingresos atípicos...

Pero lo que no cuenta tu relato es que Hacienda se llevó la mitad, tuvieron luego que amputarle una pierna y la otra mitad se le llevó una pierna ortopedica y una silla de ruedas..

Ahora Francisco pide a la puerta de una iglesia: ¡Viejos métodos de obtener ingresos! jajajaaj

El callejón de los negros dijo...

Buenas a todos, nuevos y veteranos del Callejón... que suerte contar con vuestras palabras.

El texto -al que le faltan algunas horas de trabajo para rematarlo y dejar sólo las palabras necesarias, quizás añadiendo algo- lo habéis entendido a la perfección y sacado el jugo que de él quería ofreceros.
No niego el estilo irónico del relato pero es evidente que está basado en la pura realidad, que en ocasiones supera a la ficción.

Siempre pendiente de lo que se mueve,

Antonio