Por el camino más corto

Traigo a esta mañana de Domingo de Ramos el texto con el que concluí ayer mi cuarentena. Es vuestra. Cuando me recupere volverá 'El Callejón de los negros' con más historias de lo que ocurre en las aceras que pisamos.

Que maravilla poder poner el título de la entrada en singular. La cuarentena se acaba, la entrada de mañana tendría que titularse, no queda ningun día, y eso tiene un nombre, pero, tranquilos, disfruta del último día de nuestra particular puesta a punto.
Así concluía el año anterior. Hemos llegado al sábado de pasión. Estamos vivos que no es poco. Cuerdos totalmente no. ¿Pero quien quiere estarlo? Seguramente en un estado donde la sensibilidad nos brota más de lo que desearíamos. Dicen que Juan Ramón Jiménez padecía una enfermedad que le hacía estar en ese estado todo el tiempo. Nosotros sólo, progresivamente durante cuarenta días y de pleno en la Semana Santa. Quizás sea un día como el de hoy, como el de ayer, con esa dualidad tan cacareada pero que es evidente. Hay quien no pisa el centro hasta el domingo de ramos por la tarde y quienes no conocen nada de las llamadas vísperas. Allá cada uno. Nosotros a lo nuestro.

Este día que hoy transcurre con una lentitud contagiosa que cuando menos te lo esperas da el salto fugaz para dejarte en las puertas lo que tenías como meta hace ya casi cuarenta días. Con sus casi cuarenta noches.

Y termina aquí aquello que empezó. Como todo en la vida.

Vuestras muestras de afecto han permitido que este año me lanzará a escribir cuando estuve cerca de dejarlo para mejor ocasión. Ha valido la pena. Esta cuarentena tiene su fundamento en lo cotidiano, en la relación entre las personas teniendo como punto de encuentro la red, como medio maravilloso para compartir lo que por las circunstancias de cada uno no permiten salir a la calle estos días de espera y como recopilatorio de anécdotas, viviencias, sufrimientos, pasiones, olvidos...

No quiero dejar pasar la oportunidad de recordar aquel Foro Abierto que el actual hermano mayor de la Hdad. del Sol, Fco. Javier Parrado, pusiera en la red y que hace ya muchos años nos permitiera exponer nuestros pensamientos y reportajes fotográficos en la red. Fue un (el) pionero aunque esto le pese a algun gallito de pelea (¿como dejar de lado el colmillito cofrade...?).

Y luego vino el momento de gloria para los foros, con el mítico Foro El Nazareno que llegó a convertirse en núcleo de unión entre cofrades de toda España. Acercando a todo el mundo nuestra Semana Santa. Y lo más importante (que daría para varias entradas más) recortando distancias entre los cofrades metidos de lleno en sus hermandades y los capiroteros. Ahí se hizo un trabajo que quizás no ha salido del todo a la luz...

Y el siguiente escalón que estamos subiendo dentro de esta escalera de caracol, que permite compartir tanto a los que gustamos de vivir la Semana Santa a la sevillana manera, es la proliferación de los blogs. Pero de esto ya sabéis más que el que os escribe.

Un abrazo. Nos leemos.

16 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Gracias por dejar que nos acerquemos a tu cuarentena, a tu forma de vivirla y verla.

Ha sido todo un honor.

Un abrazo.

sevillana dijo...

Cuanto os envidio a todos los que podeis estar junto a nuestras hermandades en esta Semana Santa.
Me conformaré con verlas desde la tele, sin bullas y en primera fila de Camapana. Desde ahí haré una crónica cada día de su entrada.
Besos y que tengas una feliz semana santa

Joana dijo...

Por fin, habeis llegado ya a vuestra semana más grande. A disfrutarla!!!

Bitter dijo...

No había vivido una cuarentena tan de cerca, jajaja.
Disfrutala en paz
besos

panterablanca dijo...

Feliz Semana Santa!!
Besos selváticos.

mrrm dijo...

No suelo visitar tu cuarentena, porque respeto mucho los sentimientos de los sevillanos, pero aprovecho la ocasión para decirte algo sobre ello desde aqui. Ya sabes que no soy nada religiosa, vivo la Semana Santa desde mi idea del arte y, por supuesto, lo mejor está aquí en Sevilla. Hay que tener mucho ARTE para coordinar con tan buen gusto una estetica y un sentimiento que toda cofradia que se precie salir a la calle supera con creces. Nuestros amigos, cuando me oyen hablar de las cosas y detalles de las cofradias se sorprenden pues saben de mis ideas, yo solo les digo que es mi manera de rendir tributo a los sevillanos, ante todos ellos me quito el sombrero.
Bellísimas las rosas rojas del paso del Cristo de la Paz ayer.

Saludos

Rosa

lisebe dijo...

Antonio a disfrutar de esta Semana Santa como solo sabesis hacerlo vosotros!!

Besos

M. Andréu dijo...

A LA GLORIA !!!!!

Moe de Triana dijo...

Que semanita miarma, que ritmo tan frenético, ahora cuando acaba es cuando comienzan a saborearse esos momentos, que se seguirán paladeando durante todo un año...

Un saludasso.

Zapateiro dijo...

Yo tengo síntomas desde ayer y creo que tardaré en sanarme. Sigo con la borrachera y me quedé sin palabras.

Un beso Antonio.

Mercedes Serrato dijo...

Bueno, llego tan tarde que todo pasó, aunque ya se había acabado hace tiempo.. Aprovecho para felicitarte un año más por la Cuarentena, y sólo espero que el año que viene vuelva; que digas lo que digas, nadie sabe llevarla como tú.
Kisses

P.S. Adivina que nazareno (no me gusta el femenino de esta palabra) tenía tan poca vergüenza que pilló una vara y se puso en la representación de su Hermandad para saludar a cierto bocina, lo que pasa es que te mandaron andar palante y…. otra vez será.

El callejón de los negros dijo...

Luz de gas, el honor es saber que gentes tan diversas encontráis vuestro hueco en los textos cuarentenos (acabo de inventarme la palabrita...). Un abrazo.

Sevillana, he seguido tus crónicas y detalles desde tu salón. Yo he alternado calle con retransmisiones. Un abrazo.

Joana... y que pronto pasa. Recuerdo un martes santo a mil kilómetros de mi barrio, muy cerca de donde tu estás. Qué hartá de llorar.... Un abrazo.

Bitter. Mil gracias, es el mejor piropo. Te lo aseguro. Un abrazo.

Albina felina pues espero que cada uno a su manera la hiciera inolvidable. Un abrazo.

mrrm es un arte que sólo una capacidad diferente de ver las cosas permite hacerlo y apreciarlo. Hay miradas reflejadas en las rosas rojas... Un abrazo.

Lisebe cada día, cada ocasión es distinta, y ello permite el goce. Un abrazo.

M. Andreu... ¡en la gloria!.... Un abrazo.

Amarillo por fuera, celeste Negritos por dentro... ahora es el momento del recuerdo, de los suspiros por ese momento sublime, esa sombra, esa luz... Un abrazo.

Zapat desde hace tres días ando cabreao con el mundo. No te digo más. Un abrazo.

Manijera, gracias, los que os acercáis sois los que le habéis dado forma. Me está entrando un coraje tremendo, iba por el lado opuesto, y es cierto que nos achucharon. Para mi es uno de los momentos importantes del recorrido (y haber podido intercambiar un saludo hubiera sido el culmen), y para nuestro Hermano Mayor que entró a ver las Imágenes hermanas, siempre hermanas. Ya he comentado en alguna ocasión la importancia que tiene vuestro Cristo para los caminantes de las aceras como el que te escribe. Un abrazo.

------------------------------
A todos, gracias.

De aquí a que la luna que más esperamos nos alumbre el camino,potente y redonda, cada mes con sus predecesoras aportaré un relato a la espera. Será en el blog de la Cuarentena.

Nos leemos.

Antonio

dama dijo...

Aterrizo en tus calles con la semana terminada, pero no sé porqué, me suena a despedida de cuarentena. Espero estar equivocada y que ahora empiece una nueva serie de anécdotas callejoneras.
Un besazo.

El callejón de los negros dijo...

dama, realmente esta semana pasada había que estar donde había que estar...

¡Uff! ...

Un beso
Antonio

La gata Roma dijo...

Que agradezco que no nos dejes huérfanos del todo, hijos de la Cuarentena siempre..
Es cómico que tu HM me saludara disciplente, porque la lógica impera, y si yo estaba allí, vara en mano, sería alguien… No quise decirle que no era nadie por no desilusionar, y que quería saludar a un amigo, que si me lo podía traer, jajajaja

Kisses

El callejón de los negros dijo...

¡Te saludó porque eres la manijera del caos....! je je

La próxima vez nos coordinaremos mejor...

Nos leemos y espero verte en feria...

Antonio