El dinosaurio

Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.
(“El dinosaurio”, Augusto Monterroso)


La convivencia con este tipo de personas nos lleva a la desesperanza, al desengaño, a la decepción, a la contrariedad, al chasco, a la amargura, al despecho, al desaliento, a la frustración, al fracaso, a la incredulidad, al desánimo, al descorazonamiento. Es un dinosaurio de la escena, un monstruo de la interpretación, un depredador en el escenario. Me tiene enganchada y por eso cada mañana deseo que al despertarme ya no esté a mi lado. Que se haya marchado, incluso con otra. Que me abandone él porque yo no puedo hacerlo. Nunca sería capaz y sin embargo, es mi única escapatoria.

19 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Nadie es tan buen actor para improvisar una vida todos los días, algo hay hasta en el más perverso embaucador que lo lleva a actuar de esa manera.

Besos domingueros sin barbacoa y sin letrero.

Edward dijo...

Querido Antonio, consigues siempre descolocarme con tus lineas.

En mi repaso previo al Pregón de esta mañana, que tuvieras colgado un post titulado el "dinosaurio" es lo que menos me esperaba.

Supongo que los dias que vienen, será otro el "dinosaurio" que se presente.

Un fuerte abrazo!!

Noelplebeyo dijo...

Los dinosaurios terminan por extinguirse...lo importante es saber adaptarse

MaeseRancio dijo...

¿Quién despertó? ¿el dinosaurio o su acompañante?

¿Compartieron la misma cama o es que el dinosaurio le velaba?

¿"Todavía estaba" porque esperaba que se fuera o porque deseaba que no lo hiciera?

jrfr dijo...

Veinticuatro Horas en la Vida de una Mujer
Stefan Zweig

"Y parece que muchas personas experimentan cierto goce en juzgarse más fuertes, más morales y más puras que aquellos que son fáciles de seducir. Yo personalmente, encuentro más digno que una mujer ceda a su instinto, libre y apasionadamente, que no que, como ocurre por lo general, engañe a su marido en sus propios brazos y a ojos cerrados."

Supongo que el comentario de Luz de Gas me ha recordado a este genio.

mrrm dijo...

Él puede que sea un dinosaurio de la interpretación, sobre todo en el papel de victima, pero ella al no poder dejarlo aumenta su ego y su necesidad de superarse a si mismo. Aún así espero que ella tenga más posibilidades de sobrevivir. No sobrevive el más grande sino el que mejor se adapta.

Saludos

Rosa

Rosalía dijo...

Qué duro debe ser tener a alguien a tu lado y no llegar a conocerlo nunca. Y desear que te abandonen porque tú no seas capaz de hacerlo.

No me gustaría que me pasase algo así.

Saludos.

La gata Roma dijo...

Todo se cae por su peso, hasta los gigantes de la escena…
Kisses



P.S. Como el correo ya me está toreando demasiado, y a ti no hace falta que te hable más claro, qué como tú sabes entenderme, sobre lo dicho en los alrededores de la SIC, comparto cada una de tus palabras. Le daría la vuelta al refrán, y también somos esclavos de lo que decimos, yo de lo que dije el sábado, y él de lo que dijo el domingo…

América dijo...

Antonio...Yo tambien pensaba encontrar otra entrada,pero sigo la Semana Santa por tu otro blog,en cuanto a tu posts,una sentencia a cadena perpetua....

Bitter dijo...

Es quer nunca ha estado actuando...

mariapahn dijo...

La falta de agallas al final acaba rebotando, volviéndose en contra y aunque parece que no está, la infelicidad es el síntoma más característico y nada de secundario, primario totalmente.
Un besito

Dama dijo...

Uf! pues me dejas bloqueada, sobre todo con la frase final.

El callejón de los negros dijo...

Luz de gas claro, no hay guerra que dure cien años, ni cuerpo que lo resista. Sin duda, es un mal actor. ¿Buen viernes!

Ed, ya ves este callejonero sube y baja escaleras de caracol constantemente. Efectivamente, ¿hay mayor dinosaurio, para lo bueno y para lo malo, que nuestra común pasión?

Noel, por eso desaparecieron. Aunque no del todo...

MaeseRancio... cuando me extinga te lo contesto ;-)

jrfr.... siempre es un placer que recuperes la costumbre de escribir y si encima nos pones en la pista de escritores y libros pues ya me doy por satisfecho. Cuando pase lo que a tí no te gusta nos vemos fijo. Y, el otro día estuve charlando con gente que acude a esas fiestas de la calle Trastamara que tu sabes ;-)

Sigo...

El callejón de los negros dijo...

mrrm una lucha de egoísmos en el que uno se expande y otro se contrae pero que tienen el mismo orígen. La mentira. Un abrazo.

Rosalía creo que a nadie le gustaría pasar por eso. Pero ocurre en la vida, en diversos grados y situaciones.

Manijera de mantilla... todo lo que subre, baja.
Y no te preocupes se por donde respiras y que has debido hacer cabriolas para seguir manteniendo ciertos equilibrios necesarios.

América... gracias por tus lecturas. Las leyes, la vida real... todo a veces depende de tantos matices...

Sigo...

El callejón de los negros dijo...

Bitter puede ser aunque ¿cuántos papeles puede uno representar a la vez?

mariapahn. primario si que lo es desde luego. La pena es que esa mentira se haga tan familiar.. tan transmisible... besos

Dama, tus palabras son un halago, en estos textos tan mínimos... algo de impacto es lo que buscamos para abrir el debate...

NOS LEEMOS
Antonio

Zapateiro dijo...

Ojú Antonio cómo estaremos ya que lloro hasta con mis entradas. Cada vez que pongo una marcha se me ponen los pelos de punta. Y qué decir de tu cuarentena. Eres un artista.

El callejón de los negros dijo...

Zapat... es que todo está saliendo segun lo previsto... para que el azahar entre con los pulmones abiertos.... y el incienso .... ¡qué maravilla!

Besos
Antonio

panterablanca dijo...

Por muy genial que sea, nunca he entendido el cuento de Monterroso. Debe de faltarme profundidad.
Besos felinos.

El callejón de los negros dijo...

La genialidad, querida y albina pantera, está en las interpretaciones. Y seguro que la tuya vale la pena escucharla.

Otro de Monterosso...

En un lejano país existió hace muchos años una Oveja negra. Fue fusilada.

Un siglo después, el rebaño arrepentido le levantó una estatua ecuestre que quedó muy bien en el parque.

Así, en lo sucesivo, cada vez que aparecían ovejas negras eran rápidamente pasadas por las armas para que las futuras generaciones de ovejas comunes y corrientes pudieran ejercitarse también en la escultura.


Mil besos.

Antonio