TIC

No es de bolsillo el reloj. De bolsillo es el tiempo.
(“TAC”, Javier Mije)

‘Y sin embargo se mueven las manecillas’ balbuceó el reo tras la confesión que le salvaría la vida.

17 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Se mueven de nuevo aunque nunca se pararon, recobrar el paso del tiempo es salir del agujero, dejar que el agua que hoy cae del cielo, nos moje. A las siete y media de la mañana ya las estaba notando, sin lugar a dudas hubiera preferido disfrutar del tic tac en el reloj del teléfono desde la cabecera de la cama, pero el tic tac de la lluvia me llegó en lo alto de una colina con un viento infernal, mientras al fondo una húmeda Sevilla todavía era pasto de las sombras.

Besos

Noelplebeyo dijo...

Sin embargo le congeló el tiempo a reo perpetuo

La gata Roma dijo...

No sé si te has fijado, pero no uso reloj, me da stress y alergia…
Es otra forma de desafiar a Cronos…

Kisses

El callejón de los negros dijo...

Madrugradora luz, tu respuesta es un microrelato del amanecer.... como siempre... poniendo el nivel muy alto.....

Noel... vivo siempre hay posibilidad de escaparse para luchar contra el sistema.

Manijera, un detalle más en el que coincidimos. Gracias por tu última entrada. A Cronos nos lo bebemos en una semana...

Saludos
Antonio

Dama dijo...

No puedo estar sin reloj, y allá donde me encuentre, he de tener la hora a la vista.
En el caso del reo, su reloj comenzó a funcionar tras tanto tiempo parado, marcaban las 0 horas 0 minutos...
(Yo es que tengo de pajaritos...)

El callejón de los negros dijo...

Dama, es curioso que para un preso el tiempo sea más importante que seguramente el resto de los mortales. El no conocer el paso del tiempo puede convertirlo en un ser atemporal... incluso fuera del encierro.

Gracias por pasarte por aquí... y ya te preguntaré la hora cuando te conozca...

Antonio

Zapateiro dijo...

Yo no sé si el tiempo es de bolsillo pero dentro nada me lo meteré en el bolsillo, jeje.
Nunca se para el tiempo pero a mi se me para en ciertos momentos y me llenan tanto que me doy por satisfecha, aunque siempre se quiera más.

Un beso.

Zapateiro dijo...

Un millón de gracias Antonio porque sé que la entrada de la cuarentena te ha salido del corazón. Eres grande.

La cuenta atrás se acelera a velocidad de vértigo.

El callejón de los negros dijo...

R de Zapat, cuando 'el tiempo se detiene', cuando eso ocurre es que luego no sabe uno como volver a la realidad porque quisiera uno seguir ahí ensimismado en ese segundo mágico que alargamos con el recuerdo. El tiempo de cada tiempo. Por ahí deben andar las claves para sobrevivir. Un beso.

Antonio

El callejón de los negros dijo...

Zapat, de nada, pero es que al César lo que es del César, la Cuarentena Sevillana tiene su origen y fin en la propia red. Grande es el 'Manué' de recogida por la Puerta Osario. Ahí somos todos tan pequeños.

Nos leemos.
Antonio

Du Guesclin dijo...

Ojalá siempre se muevan esas manecillas, señal es de que estamos vivos.

Y eso que odio los relojes.

Saludos.

Tormenta. dijo...

y ya no es solo el reloj que llevamos, el reloj de la cocina, el del comedor, el de la radio despertador, el reloj en las salas de espera, etecétera.. siempre condicionados por el tiempo tantas veces...

besos querido Antonio.

El callejón de los negros dijo...

D. G. cuantas veces queremos manejarlas a nuestro antojo pero siempre nos dominan así que 'la convivencia con el tiempo que nos ha tocado vivir...'

Tormentera, en muchas ocasiones habría que tirar todos los relojes por el balcón...

Antonio

mrrm dijo...

Relog, tiempo; es una forma más de decir del transcurso de las cosas o de contar nuestros pasos al andar. No suelo usarlo, me gusta guiarme mejor por la luz del sol, pero por Dios que nadie lo pare.

Saludos

Rosa

El callejón de los negros dijo...

mrrm tampoco quiero que paren el tiempo aunque en ocasiones uno ralentizaría el paso del mismo... o saltaría evitando instantes...

Antonio

ROSALÍA dijo...

Me encanta esa frase: "De bolsillo es el tiempo". Y tanto! A pesar de todo lo que implica la palabra tiempo, por lo general se nos queda pequeño para todo lo que querríamos hacer.

Llevo sin usar reloj 11 años. Fue una de las mejores cosas que hice con mi tiempo.

Bsos.

El callejón de los negros dijo...

ROSALIA, la frase es genial, Javier Mije tiene un libro de cuentos en los que desgrana muy bien a los seres humanos. Te lo recomiendo. Sólo cuesta 8 euros.

Tampoco llevo reloj.

Antonio