Cosas del calendario (III)

¿Se puede opinar?
Pase y dígame.
A mi Pablo Alborán me aburre.
No te escucho cara de cartucho...*

*Conversando con mi médico de cabecera antes de que tenga que darle un euro por hacerlo


2 comentarios:

Zapateiro dijo...

Pablo Alborán es fruto del tiempo que vivimos: producto fácil, cara mona, empalagoso, superficial, revestido de mucha letra y poca literatura. ¡Una cruz, hijo!

Antonio Aranda Colubi dijo...

Zapat ¡y qué necesitamos que se rompan moldes no que nos duerman!

Bessssssssssos

Antonio