Esta noche, por una noche...

Esta noche, por una noche soy monárquico sin fisuras, y hasta por tres veces. Esta noche, y la tarde antes, buscando el cortejo que no debería perderse nadie, y para el que no necesitamos programas ni itinerarios ni ¿a qué hora sale?... sal a la calle y sigue la sonrisa de cualquier niño, ahí lo verás escrito todo. No tiene pérdida. Esta noche, por una noche, sentiré que hay mucho por hacer y que este es el camino, el de la ilusión. Y tendré que hacerlo bien, que ellos, mis niños, lo revisarán todo ¿dejaste la ventana entreabierta? ¿quitaste el sillón para que puedan moverse con soltura? ¿preparaste con ellos los avíos que le dejaréis para SSMM y ayudantes? Una copita de anís Los Hermanos les vendrá bien que se esperan temperaturas bajas, muy bajas para estas latitudes. 
Cuando mañana pase el terremoto iremos volviendo poco a poco a nuestros quehaceres y malhumores y sin duda, porque me pasa siempre, si no cargara las pilas mientras veo la cabalgata, llorando, riendo, soñando y absorbiendo  cada instante las apabullantes dosis de ilusión, imaginación, alegría que me entran por los poros cuando los miro, a ellos, a los otros, a los que van y a los que vienen, si no fuera por ellos todo sería más difícil. Sin duda.
Esta noche, por una noche...

5 comentarios:

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Para mí es una de las noches más bonitas del año. Estoy deseando de acostarme para dejar hacer a Rosi, mi mujer, que es la que le prepara la tramoya a los Magos.
Bendita ilusión, que nunca se nos acabe y seamos capaces de transmitirla a nuestros menores como hicieron con nosotros.
Que te sean generosos, un abrazo

trianatrinidad dijo...

Antonio, increible como lo has contado.Y es que con estos REYES todos estamos de acuerdo.Enhorabuena por la entrada.Un abrazo.

Mayte dijo...

Una sola noche en que la magia inunda las calles...

Un beso enorme.

Zapateiro dijo...

Si no fuera por las noches que envuelven la luna de Parasceve, la mejor de las noches.

¡Cómo se nota cuando escribes con el corazón, joío!

Imagino que te tratarían bien, sus majestades; al fin y al cabo, no somos del todo malos.

Antonio Aranda Colubi dijo...

Gracias por vuestras palabras. Es una noche mágica que no debemos perder porque si perdemos la ilusión por la magia.... lo perdemos todo.

Un abrazo amigos.

Antonio