Benditas


Mira si tiene miras la Santa que siendo de Puerta Osario, donde saca a los niños a ver las Cinco Llagas, prefiere esta esquina para su eterna morada.

¿Dónde suenan las campanas? Es en San Pedro, hay bautizo, vienen de Enladrillada para dormir aquí al niño, que están repicando nanas y es que sin duda la Santa lo mece con voz callada. Benditas sean las dulzuras que extienden con su mirada benditas sean esas manos que no dudan en prestarlas benditos los pies que llevan alegría de casa en casa.

Donde falte que no duden que allí estarán las hermanas.

5 comentarios:

el aguaó dijo...

Esas hermanas son especiales amigo. Hacía mucho tiempo que no las veía, pero hace poco, paseando por el centro, contemplé dos figuras juntas que caminaban rítmicamente. Por parejas, como siempre, discurrían por la calle las dos hermandas de Sor Ángela (por siempre Sor aunque a los ojos de Dios ya sea Santa).

Un abrazo amigo.

P.D. Me he permitido la licencia de agregarte a mi blog.

El Nazareno dijo...

Esas figuras que vemos venir y alejarse rachean el paso de la verdadera penitencia, del verdadero dolor y soledad.

Cuanto ejemplo, cuanta entrega. Cuanto que aprender.

Bueno es recordarlas siempre, hermano.

El callejón de los negros dijo...

Para mi son un ejemplo difícilmente igualable en cuanto a constancia y entrega. Su obra es auténtica.

Efectivamente, rachean la ciudad, rara vez van a paso de mudá aunque llueva. Acertada comparación, diste en el clavo, nazareno.

Las fotos corresponden, creo, a la casa de Córdoba, el color de la foto es de una belleza que me superó, y las puse. Aguaó es un placer entrar en esta nueva forma de forear, compartiendo sitios. Hice lo propio con el tuyo,.

Glauca Maria dijo...

Una labor encomiable, un verdadero ejemplo.
Me alegra descubrir tu blog, volveré a visitarte.
Un saludo.

Raúl Ramírez dijo...

Precioso tu texto y enorme la labor del Instituto de la Cruz fundado por Sor Angela., que hasta un ayuntamiento republicano le rotuló una calle estando de cuerpo presente...