El Universo Abierto. Cosas de Popper

Escribí un día ...

(aviso que os puede resultar "algo tostón" lo que viene a continuación pero todos tenemos un pasado, y eso ya se sabía)


EL UNIVERSO ABIERTO
UN ARGUMENTO A FAVOR DEL INDETERMINISMO

Tras la lectura del libro de Karl R. Popper voy ha intentar traer a estos folios todo lo que se me ha venido a la cabeza, intentando no forzar nada, es decir plasmar sobre el papel (bueno, concretamente sobre el teclado del ordenador) aspectos referentes al determinismo y al indeterminismo. Supongo que la filosofía habla siempre de temas abstractos y muy generales, y que por eso quiere decir "amor a la sabiduría" o la "sabiduría en si misma" - es decir- el saber, el conocer, la sapiencia (del latín sapientiam). Bueno, esta cantidad de conocimientos posibles, ¿es un conjunto finito o infinito? A mí me gusta más plantearme esta pregunta en lugar de la clásica ¿el mundo que nos rodea está determinado?

Popper en los primeros párrafos del libro da una definición de determinismo científico que dice : "...cualquier suceso puede ser racionalmente predicho, con cualquier grado de precisión que se desee, si contamos con una descripción suficientemente precisa de los sucesos pasados junto con todas las leyes de la naturaleza". Si tomamos esta definición como general, tengo claro que no es verdadera. Los actos de un ser humano, con la complejidad de su cerebro, no son predecibles. Física, química y biológicamente somos maravillosamente complicados y poderosos. ¿Quién puede superar esto? Luego, independientemente, de la dificultar de conocer condiciones iniciales, hechos pasados, etc., necesitamos algo superior. Laplace nos introdujo su demonio (Poppler diserta bastantes hojas respecto a este tema) y todas las religiones y creencias tienen dioses que juegan el papel perfecto de todo-lo-se y todo-lo-puedo-predecir. Nuestro determinismo científico ha pasado a ser determinismo religioso. Pero seguimos en las mismas.

Aunque el mundo esté determinado, y alguien pueda aplicar leyes y teoría para predecirlo, ¿alcanzaremos alguna vez ese status? De qué nos sirve saber que lo que ocurre a nuestro alrededor está determinado, que siguiendo unas leyes, que retrocediendo hasta el mismo origen de las cosas y conociendo las condiciones iniciales se puede saber qué pasara en el instante siguiente, si nunca voy a alcanzar tales conocimientos. Para nosotros es indudablemente indeterminado. A lo largo de la historia se ha querido mezclar la cuestión de la existencia de Dios con las cuestiones científica. Es mezclar churras con merinas. Las ciencias se demuestran, se estudian, se analizan, se miden. En Dios se cree, o no.

No quisiera desviarme del tema. Si la definición pretende una generalidad absoluta, no sólo para los actos del ser humano es errónea sino también para los provenientes de la naturaleza. Un ejemplo : Si tiro una pelota desde el campanario de la torre de San Benito, ¿qué me asegura que llegará al suelo? La ley de la gravitación dice que lo atraerá la Tierra, pero eso no implica que termine botando en la avenida Luis Montoto. Existen fenómenos atmosféricos, el viento concretamente, que podrían hace que el balón estuviese dando vueltas por La Calzada de manera ininterrumpida durante un tiempo indefinido. Si el balón lo lanzo un minuto después, no sé que puede pasar, y si lanzo uno por minuto durante un rato tampoco sé que va a pasar con cada una de estas pelotas. ¿Qué probabilidad hay de que ocurra lo normal? No creo que la probabilidad sea una respuesta al determinismo.

En la definición que estamos analizando se hace referencia a los sucesos pasados. Si un suceso de puede predecir basándonos, entre otros elementos, en hechos pasados, ¿qué pasa con el suceso inicial? Si existe algún hecho que no tiene pasado, me pregunto quién o qué inventaría esto que llamamos mundo. Y si no existe ningún hecho sin pasado, estamos ante una cadena (árbol de cadenas) infinitas y hasta donde tengo que llegar para conocer esa descripción suficientemente precisa. La respuesta, evidentemente, la desconozco. ¿Dónde empezó todo? No me refiero al Big-Bang, sino antes, mucho antes. Para determinar los sucesos de la naturaleza necesito saberlo. Volvemos a lo de siempre. Aunque alguien lo sepa, ¿lo sabemos los seres humanos? ¿lo conseguiremos saber? La idea de Dios simplifica mucho las cosas, ese ente que todo lo sabe y por tanto tendría las respuestas a mis preguntas anteriores. Volvemos al determinismo religioso.

Si una manzana, ya madura, cuelga del árbol podemos saber en que instante caerá. Suponiendo siempre que se cumplan determinadas condiciones. ¿Y si tiene un gusano dentro que se la come?. Su peso ya no será el mismo y por tanto los actuales parámetros ya no coinciden con los iniciales. ¿Podríamos haber supuesto la aparición de la larva? Si podremos afirmar que, p.e., el 32% de las manzanas son devoradas por gusanos. Pero eso no es determinismo. Y esto es así, creamos en Dios o no.

Evidentemente, que para algunas cuestiones, podemos aplicar leyes de la naturaleza que nos determinan que sucederá. Sobre todo en aquellos lugares donde la mano del hombre no puede llegar. Es el caso del universo. Los movimientos de los planetas, sus órbitas elípticas, etc. siguen unas leyes que conociendo condiciones iniciales (no las del comienzo de los tiempos, sino las del instante t0) nos permiten predecir situaciones y sucesos futuros. Y las mareas, y proyectiles militares (por desgracia), y también comportamientos humanos. No veo descabellado, que estudiando el envejecimiento de las células y componentes del cuerpo humano podamos predecir la edad en que una persona fallecerá de viejo. Lo que no podemos predecir es que esa persona vaya a morir en un accidente de coche a los 32 años. La probabilidad de que un ciudadano de Albacete muera en la carretera si se puede estudiar. Pero no predecir. Aquellas decisiones que no tienen una base científica no podemos meterlas en el saco de las que sí. Son estas últimas las que hacen que este mundo tenga alguna pincelada de "determinista". Bienvenidas todas las leyes que determinen sucesos. ¿Hasta qué punto podemos predecir una catástrofe como la del huracán Mitch? Si puedo predecir un resultado en el 99% de las ocasiones, ¿podré afirmar que ese suceso está determinado? Si estudio un fenómeno, me pronuncio siguiendo un lenguaje científico, dejo pasar el tiempo que corresponda, y tras ver el hecho real (prueba irrefutable) compruebo que en el 99% de los caso es correcta mi predicción. Y aunque fuera en el 100% de los casos, ¿quién dice que no me he saltado algo? y que ese mismo suceso en el siglo XXX dará un vuelco. Debe ser difícil entresacar leyes que tengan un carácter universal.

Las teorías sobre probabilidades son matemáticamente ciertas pero puedo tirar mil veces un moneda y salir siempre cara. Me tengo que creer que si la sigo tirando alguna vez se igualarán el número de veces que sale cara y que sale cruz. Tampoco es que si la tiro dos veces, una sale cara y otra cruz, pueda afirmar que la posibilidad de que salga cara o cruz es la misma. Es una teoría que no se puede demostrar empíricamente. Si se puede demostrar matemáticamente pero quien me asegura que no hay errores que todavía no se han descubierto. Si aplicáramos el dicho infantil, si no lo veo no lo creo, pasaría como con Dios. Hay quién cree que los axiomas matemáticos (que no se demuestran) son la base de las ciencias exactas. ¿Cómo puedo basar todo mi saber en unas normas que me tengo que creer a pies puntillas? No olvidemos que en matemáticas y física existen varias leyes que afirman que en determinadas circunstancias no podemos afirmar si un elemento hará tal o cual cosa, o que tendrá una propiedad o la contraria. Se admite el indeterminismo. La cuestión, la duda que puede plantearse es si ese indeterminismo es debido a nuestros limitados conocimientos o por mucho que se avance no se va a lograr determinar.

A lo largo del libro, se hace referencia a las opiniones y trabajos de diversos científicos pero me gustaría resaltar la referencia a Alfred Landé y su experiencia de las bolas de marfil y el tubo.
Otro aspecto interesante es plantearse la posibilidad de que el ser humano pueda llegar a saber cual es el ritmo de los avances científicos. Avances que nos acercarían a la improbable situación de llegar a ser seres como el demonio de Laplace o todo lo cerca de esa idea que podamos.

Siempre me he preguntado cómo pueden decir los científicos frases del tipo "en el año 2018 el ser humano podrá hacer tal y cual cosa". ¿Por qué no se hace ahora? Supongo que faltarán técnicas que lo permitan pero con esa frase están indicando que saben cuando vamos a averiguar y poder usar con eficacia determinada técnica. ¿Cómo pueden saberlo? ¿Podían incluso predecir qué estudiante de alguna carrera de ciencias será el descubridor? No es broma, pero siempre me han sorprendido este tipo de afirmaciones. En cualquier momento pueden surgir estudios que pongan patas arriba lo conocido hasta este momento. Durante siglos las leyes de Newton eran únicas y permitían tener una visión clara de lo que sucedía a nuestro alrededor. Con la física cuántica, todo son preguntas, nuevos parámetros y nuevos objetivos en las ciencias. Igual pasa con la biología al descubrir que elementos como los genes, invariables hasta hace poco tiempo, pueden trabajarse y modificarse. En matemáticas, computación, inteligencia artificial, todo está cambiando. Nuestras dudas permanecen y nos dan la sensación que aunque avanzamos estamos todavía muy lejos de esa situación privilegiada que nos acerque al demonio de Laplace.

Pienso que lo que escribió (y amplió en varias ocasiones) Popper toca desde muy diversos ángulos todo lo relacionado con el determinismo de las ciencias, y de cada una de sus especialidades. Está claro que no podemos decir que todo es predecible o que nada se puede prever que va a ocurrir. Quizás lo que me ha parecido más atractivo desde el punto de vista de cómo se desarrolla el libro es la manera en que expone su criterio de indeterminismo científico, desarrolla las ideas que defienden los deterministas y las tira por tierra un poco más tarde. Además, dando muestras de gran compasión, se pone en el papel de sus contrarios y le va dando cuartelillo, va admitiendo algunas premisas para luego concluir que en determinados casos si existe un determinismo pero que por un conjunto de teorías no podemos abarcar a todas las teorías científicas.

Este último párrafo ha sido quizás muy aventurado y puede resaltar que mis bases científicas y filosóficas son muy débiles pero es la sensación que me ha dado el libro, de lo que he podido digerir. Esto me permite lanzar mi última pregunta : ¿tiene sentido hablar de determinismo o de indeterminismo como forma de pensar?


17 comentarios:

*LaDy SiSiaK* dijo...

bien jejje me he limitado a leerlo por encima porque desde el segundo párrafo me vienen teorías.

Intenta alejarte del preconcepto Dios Cristiano, que causa ampollas!! Bien, éste término fue expropiado por la Iglesia para captar adeptos paganos y así tener más seguidores. El concepto Dios viene a ser la energía yang del planeta, el que actua, el que divulga, el que guía, sintetizado con el arquetipo del Sol, el padre; mientras que la Diosa se trata de la energía ying, aquella que posee el saber oculto, que protege, que ilumina, arquetipo de la Luna, la madre. Desde el microcosmos, al macrocosmos, de una u otra manera, estas energías están presentes. Al juntarlas, la Iglesia creó éso, un Dios omnipresente, omnipotente que todo lo sabe... El papel del Diablo, también invento de la Iglesia para dominar al individuo, es simplemente el Dios pagano Cernnunos -representado con cuernos y con cuerpo de macho cabrío- lo expropiaron bajo el pretexto de ser "el mal" el "camino a no seguir" para conseguir más adeptos... si esto es como la Audencia de Gran Hermano.

Desde Hermes Trimegistro, hallamos los principios básicos, las leyes de correspondencia, de causa y efecto, como es arriba, será abajo... cielos, podría extenderme demasiado. No se trata de donde venimos, si no, de lo que hacemos y hacia donde vamos, porque vivir mirando al pasado es anular tu existencia del presente. ¿Que quién provocó el Bing-Bang? La Naturaleza misma, porque nada está quieto, todo siempre está en constante evolución.

Llegó el momento que la creencia y la ciencia se separaron, hoy en día, se están volviendo a aproximar gracias a la Física Cuantica.

Yo que sé, me acabo de despertar jajajja

La gata Roma dijo...

El determinismo es difícil para alguien como yo; no por caótica, por entrópica o por la parcela que le concedo a ciertas cosas como el azar… sino por el valor que desde hace mucho tiempo le concedo al principio de incertidumbre; por él, la realidad la altera el observador que la mira, lo cual la puede hacer única, irrepetible de la misma forma, haciendo único cada instante, y como único, incalculable… Pero bueno, es que soy de letras…
Kisses

panterablanca dijo...

¿Acaso tiene algo sentido en esta vida? Interesante blog, sin duda.
Un lametón de pantera.

herodes de la betica dijo...

Uff. que lote de leer me acabo de dar. Menos mal que es muy interesante, Antonio. La verdad es que da que pensar.
Un saludo.

*LaDy SiSiaK* dijo...

vengo a denunciar la página tan sórdida y lamentable para la moral humana que me habéis linkeado. Que antro de perversión, qué sin fin de blasfemias y pecados...

ME ENCANTA

Luz de Gas dijo...

He tenido que esperar al sábado, hoy que no trabajo para leerlo y sin desayunar todavía. La impresión que tengo es que ante un futuro incierto y un pasado no menos el pensar que hay alguíén ahí que te puede ayudar y porteger, conforta, después naturalemente están los que ponen el mercadillo y se aprovechan de este miedo, en busca de riqueza y poder.
Desde luego lo que venga estará relacionado directamente con lo que hagamos ahora podemos saber el año aproximado en que se derretiran los polos si seguimos así, contando con lo que se pueda hacer hasta entonces. Siempre estará bien que alguien te lo diga para advertirnos, lo que puede influir en la fecha. Creo que el que lo dice, más que querer acertar con el año, lo que quiere es hacernos ver la situación para que hagamos algo.

Venus dijo...

Curioso es que las tallas y su esclavitud la impongan personas.

Para mí no tienen nombre, y mucho menos personas.


Gracias por encontrarme, me quedaré por aquí leyéndote :)

Besos.

Venus.

lisebe dijo...

En principio gracias por tu comentario en uno de mis blogs, sí es necesario que llueva, pero como en casi todos sitios, la lluvia es la base de la superviviencia por no decir el " agua" porque se sobreentiende, estamos hechos de un 90 % de agua de ahí que estemos tan pendientes.

De lo que comentas en tu post, lo he leído y mi opinión es que si decimos que DIOS es energía en toda su pureza y magnificencia, introducimos la ciencia, a dios nadie lo ha visto, por lo cual si el aire que respiramos no lo vemos pero sí vemos como actúa, lo mismo ocurre con creer que Dios existe, aunque no lo veamos como un Señor con Barbas etc etc.... como nos han hecho ver las diferentes religiones.
La energia dinámica siempre a existido y no decimos por ello, que es algo que nos sacamos de la butxaca, es más es algo que existe y nada más.Miremos el Universo que és lo que vemos? "energia" por lo tanto es imposible no creer en Dios sin pensar en la ciencia, eso suponiendo que se crea en un Dios propiamente dicho tal cual.
En fín no me voy a enrrollar tan solo quería darte las gracias por tu comentario, y decirte que la ciencia ni mucho menos está reñida con la creencia de alguien Todoperoso llamemosle como queramos.

Me encanta filosofar y por tanto te visitaré.
Un saludo
LISEBE

La gata Roma dijo...

En esas distracciones que yo me busco cuando ando haciendo algo que no me gusta, como es el caso, me acabo de dar cuenta de que te has leido todo mi blog. No me pesa decir todo porque tampoco el sitio en cuestión tiene una extensión brutal… Es algo que yo también hago, aunque no suelo comentar, testigo ausente de lo que no conocí… pero que te agradezco mucho, ya que no sé hasta que punto esta escribiente lo merece. En cuanto a la felinofobia, mi madre también la tiene, por eso yo no puedo tener un minino en casa… Tienes licencia para llamarme manigera del caos o cualquier cosa que se te ocurra.

Kisses


P.S. Perdón por la intromisión que nada tiene que ver con la entrada, pero es como en la canción de Alberto Pérez, cuyo nombre lamento no recordar...

Tormenta. dijo...

Hola,Antonio..Primero, gracias por pasarte por mi casa, tú casa también para cuando gustes.
Veo que el libro del que nos hablas te hizo pensar mucho eh!
Yo últimamente esto de pensar lo he dejado de lado...
Como decías,está claro que no todo es predicible, y lo que lo es, ¿es aburrido? es decir, todo lo imprevisible..es más..¿emocionante?..
En fin, para mi primera visita no me enrollo más.Pero..Volveré..jaja.
Besos.

el aguaó dijo...

Hasta hoy y ahora, querido amigo Antonio, no he tenido tiempo de leer como se merece tu entrada, con atención y prestando la concentración necesaria.

Mi humilde opinión, querido amigo, es muy básica, y quizás, coincida con la tuya. No creo en el Determinismo, sin embargo, es una forma de pensar totalmente respetable, y estoy seguro que mucha gente la profesa.

Yo creo que, como cantó en una ocasión Serrat es caprichoso el azar..., pero azar, al fin y al cabo, sin olvidar lo impredecibles que somos los seres humanos y la propia naturaleza.

Siempre me he preguntado cómo pueden decir los científicos frases del tipo "en el año 2018 el ser humano podrá hacer tal y cual cosa". ¿Por qué no se hace ahora?, esta reflexión es muy curiosa. En los años 80, muchos decían que en el año 2000 los coches volarían. Sigo escuchando eso... pero del año 2100. Lo único que vuela hoy en día es el precio de la gasolina.

Interesante entrada amigo.

Un fuerte abrazo.

Du Guesclin dijo...

Estoy bastnate perdido en estos temas, pero bastante. De hecho, la última vez que leí algo de Popper fue antes de Selectividad y lo único que recuerdo es que hice bastante hincapié en estudiarlo porque se suponía que ese año salía seguro ya que acababa de morir... vamos, que ha llovido desde entonces...

Creo que determinismo e indeterminismo van cogidos de la mano, se complementan.

Como bien dices, no todo es predecible, pero tampoco es impredecible; en base a ésto, considero que no es apropiado tomar ninguna de las dos posturas como forma de vida, ya que ninguna de las dos nos darían una total fiabilidad y harían que nuestra vida fuera completa.

Saludos y gracias por el comentario publicado en mi blog, cuyas puertas tienes siempre abiertas.

Joana dijo...

Interesante tu blog y tus reflexiones acreca del determinismo. Siendo de formación científica, la filosofía no ha sido nunca mi fuerte, pero el determinismo científico nunca lo entendí en su lado más extremo, quizás si que pudiese ser predecible, pero hay tal cantidad de variables que para nuestra mente se hacen infinitas y es siempre más fácil fabricar algún axioma matemático o un dogma de fe

*LaDy SiSiaK* dijo...

jejejjejej deja de crear paranoia al personal!!!! Porque creeme he tenido la duda de padecer un dejavu.

El callejón de los negros dijo...

He tardado un poco en responder pero lo que no puede ser no puede ser y además es imposible que dijo aquel torero, el Guerra le llamaban.

A todos gracias por aportar vuestras ideas y reflexiones. No estaba seguro de que recuperar este texto que hace ya más de diez años escribí fuera una buena idea. Si nos ha hecho a todos pensar un poquito, algo habremos activado y pensando en el efecto mariposa algo positivo nos producirá.

He estado surfeando por sitios nuevos estos días y dádome cuenta que desde la llanura de los peatones de la red se escribe mucho y bueno. Y he reflexionado sobre la calidad. Esto unido a que no siempre tiene uno la fuerza suficiente para plasmar en el teclado lo que le ronda la cabeza hace que vaya lento el andar de este Callejón. Pero se anda. Y lo obvio, que la familia, el trabajo, estudiar para mejorar y buscar acomodo (¡¡agghh!! la palabra), etc.


Determinismo, indeterminismo, todo está escrito, somos libres realmente, energías, paganismo, religiosidad excluyente, ciencia pura, y más mucho más. De todo un poco. Pero lo que tengo claro es que es fundamental la visión científica. Sin ella no se entendería ni la belleza ni el arte ni nuestra historia ni la siempre presente economía y subsistencia.

Creo en lo experimental y metodológico como forma de expresión con los demás. La parte espiritual la considero reservada para el espacio de lo íntimo. De ahí que considere que la democracia por ejemplo deba incluir el laicismo como pilar fundamental. El laicismo no es anticlerical. Ni anti religioso. Sólo que lucha por un paso más en la libertad de ser. Quienes duden de esto que pregunten en mi ciudad a cualquiera que salga a ver cofradías...

Y si no tuvisteis bastante con una entrada tocho ahora soportáis un comentario peor. Gracias por el esfuerzo de leerme.

Y en las próximas entradas volveremos a la ficción realista de lo que nos rodea.

Un abrazo
Antonio

Glauca dijo...

Interesante recuperación tu comentario.

Luz de Gas dijo...

Callejón da gusto leerte