Decíamos ayer ...

Caí de pie. Como el gimnasta que tras el doble mortal desde las anillas toma la lona con la planta de sus extremidades inferiores, se equilibra con los dos brazos y termina quedandose erguido y firme mirando al infinito. Sonriéndose ante el mundo. Ahí está el tío. El gimnasta digo. No es mi caso. Me mantuve como pude y me senté en el suelo. Como los Sioux. Mejor pensar sentado. Esto parece tranquilo. Esperaré. Mi último recuerdo tras el empujón que me llevó a aquella habitación, mi último recuerdo de antes de todo fue el concierto de Les Luthiers en FIBES. Que bien lo recordaba, vaya sitio para ver a mis ídolos americanos, mis viejos troveros de músicas imposibles con instrumentos cotidianos, mis endiablados jugadores de la palabra, vaya sitio cutre para veros, allá a lo lejos el escenario, en la otra punta del pabellón, con tal de meter a más gente hacen cualquier cosa. Espectáculo de masas le llaman. Quien los ha visto en el Lope de Vega o en el Maestranza no entiende aquello pero gracia a lo amplio del aforo podemos ir muchos y hacernos felices, a nosotros, unos simples galleguitos, y parecen que ellos ya están mayores y no soportan el ritmo de tantas actuaciones, nada de eso, qué fuerza en el escenario, no cayó el ritmo en ningún momento. Medio por casualidad medio por pesadez me hice con la mía, con mi entrada. Desde siempre en mi casa les hemos sido fieles. Siempre hemos sido leutherianos, desde pequeños. El concierto fue una recopilación de algunas de sus mejores obras, adaptándolas (se recortó en parte la magnifica historia de Rodrigo Díaz de Carrera...) para no alargar el show, una selección no más, necesitaríamos varias semanas para ver lo mejor de estos genios del Mar de la Plata. Las obras de ayer se llamaba el concierto. Desde el título ya te ponen en guardia para que no dejes pasar ni una palabra del texto. Todo tiene doble sentido, o ninguno.
Y volví a quedarme en blanco. Nada de esto tenía pensado escribir en esta entrada. Quería hablaros de un tipo al que le sigo la pista en un libro que estoy leyendo, uno de esos libros que tengo a medio leer, por las distintas zonas de la casa, y quería hablaros de atletismo, de maratones, de ídolos, de ciudades, de amigos, de niños, de pasiones ... de lo bien que se siente uno al donar sangre (en mi caso fueron plaquetas) el lunes de Pascua.

Un poco tarde, ¡felices pascuas!, un poco pronto, ¡buena feria!

+++
Uniendo dos de mis pasiones sureñas, Les luthiers y Los Chalchaleros (siempre tan artistas y tan decentes ...) os propongo estas Añoralgias, especialmente dedicado a los que no pudieron ir.

boomp3.com
__________________________________________________________________
Notas al callejero.

1.- La Cuarentena Sevillana terminó y mientras no lo quiten del servidor ahí seguirá. En la misma he añadido la opción de poder descargarse todos los textos juntos en formato pdf.

2.- El derribo de la cárcel de la Ranilla está exteriormente paralizado desde hace más de un mes por ello no hay cambios en el blog. En cuanto haya movimiento se actualizará el diario.

3.- En esta nueva temporada, no se si alguno de los proyectos que ahora están en mi cabeza saldrán a la luz. En cualquier caso, aquí en el Callejón ire aumentando el nivel de compromiso en cada uno de los temas que me interesan. Siguiendo mi propia línea literaria, si la tuviere.

Gracias a todos por daros una vuelta de vez en cuando.

9 comentarios:

jrfr dijo...

Es cierto, es una pena tener que verlos a cientos de metros, nosotros que los vimos a unos pocos de metros, pero teníamos que verlos... antes de que mueran.

Te daré un toque para tomarme un rebujito contigo y los tuyos en la feria.

1abrazo

El callejón de los negros dijo...

Vaya alegrón que me da el verte por aquí jrfr. Claro que nos tomaremos algo, tu eres un capillita rancio de la feria, de los que va para un rato y empalma dos días. Y te voy a llamar para invitarte a otra cosa, que me has alegrado el día....

Saludos
Antonio

La gata Roma dijo...

Otro al que envidiar... Mi madre también fué a verlos, y a pesar del sitio, llegó encantada, yo... no puedo estar a todo, pero es que tendría que habérmelo montado mejor, pero en fin.
Gracias por la Cuarentena, por lo que hiciste y por lo que haces para que los jartibles no nos quedemos con el pellizco. Queda muy poquito ya en realidad para la próxima, espero que tengamos tu Cuarentena de 2009; y por lo que veo tú si que estás a todo, jejeje
Pásalo muy bien en la Feia.

Kisses

Dama de sevillano nombre dijo...

Nunca les he visto en directo, y estoy segura de que me encantarán.
Que disfrutes en Feria.

el aguaó dijo...

Una amiga mía fue y me habló precisamente de eso, de la gente que había y lo lejos que lo vio.

En cuanto a tus puntos:

Gracias a ti, querido Antonio, por seguir escribiendo y por tu Cuarentena, la cual voy a guardar con cariño y espero que un día puedas dedicármela en persona.

Un fortísimo abrazo.

La gata Roma dijo...

Pásate por mi blog para que recojas algo muy merecido.
Un beso

Caminarsingluten dijo...

Gracias por visitar nuestro blog, y muchas más por enlazarnos.

Además, uno de nosotros ha vivido muchos años en un callejón, pero en este caso era el "callejón de los gatos".

En cuanto que dispongamos de más tiempo, pasearemos tranquilamente por tu blog y te enlazaremos.

Un abrazo y cuida de esa celíaca.

Ana y Víctor.

*LaDy SiSiaK* dijo...

te devuelvo la visita y percatándome que es la Felina Roma quien nos ha hecho de nexo de unión...

El relato tiene un punto muy bueno, lo narras a un punto rápido y chulo donde el lector lo pilla sin necesidad de releerlo!!

saludos!!!

El callejón de los negros dijo...

Bienvenidos a los nuevos.
Los más veteranos ya saben donde está todo más o menos por El Callejón y de lo raro del personaje que les abre la cancela de la barrenduela.

Este mensaje es larguito, así que sentaros en el cajón de los botellines.

Y para los no iniciados en Les Luthiers sugerirles que escuchen/lean la Payada de la vaca. Luego pasaran automáticamente a formar parte de la familia Leuthieriana (que no Leutheriana que dije en la entrada..). Droga pura.

Un enlace,
en el youtube ...

y la letra,

Digame usted, compañero
y conteste con prudencia:
Cual es la mansa presencia
que puebla nuestras praderas
y en melancólica espera
con abnegada paciencia,
nos da alimento y abrigo,
finguiendo indiferencia.

No me asusta el acertijo
y ya mi mente barrunta
por donde viene la punta
de tan dificil historia,
la destreza y la memoria
son buenas si van en yunta,
no se ofende si le pido:
me repite la pregunta?

Nombreme uste' el animal
que no es toro ni cebú
que pa' ayudar la salud
y pa' que a usté le aproveche,
le da la carne y la leche
en generosa actitud,
tiene cola y cuatro patas
y cuando muge hace "muuu"

Ya le rimo la respuesta
que de la duda nos saca
el animal que uste dice
tiene por nombre la vaca...

Me extraña mucho compadre
que sea tan ignorante
una payada brillante
octosilabos precisa
en el final finaliza
y empieza por adelante
debe tener ocho versos
y ser de rima elegante.

No me asusta el acertijo
le contesto en ocho versos
asi su enojo se aplaca
el error que usted me achaca
no es error ni es para tanto
en octosilabos canto
con rima que se destaca
con elegancia lo digo
sin hacer tanta alaraca.

- Y el animal?
- Ah! La vaca.