Brevario (III)*

Cuando estoy en el fondo del pozo con barro hasta las orejas es cuando me entran unas ganas tremendas de sentarme en un orejero y perderme en la lectura de un buen libro mientras saboreo el rojo intenso de un tinto patrio y respiro profusamente para no dejar que las miseria humanas me secuestren. Y así emprender mi retorno a Itaca. De todo agujero se sale porque esa es la esencia de la vida. De la buena vida.

* Brevario, es una palabra que viene de la unión de dos más conocidas, breve y relatario. La primera viene del latín (brevis) y la recoge oficialmente la Real Academia de la Lengua mientras que la segunda es invención del autor y la tengo recogida y dándole de mamar con lo que me queda de trovador de las almas perdidas...

16 comentarios:

Edward dijo...

Genial el concepto de "brevario", muchas veces no hace falta mas para explicar algo. La de veces que podríamos usar esta palabra (si nos la prestas un rato - intenetaremos darle buen uso).

Un abrazo y siendo breve: que el año nuevo no se te haga muy largo, señal de que se disfruta.

No cogé ventaja, ¡miarma! dijo...

Que bueno Antonio, todos los días se aprende algo nuevo. Yo creía que brevario era un sitio donde se podían tener brevas, por aquello del acuario.
Un saludo y que te sea breve.

Rosalía dijo...

"de todo agujero se sale" ... en el brevario de los nobles ideales, porque en el brevario de la vida me temo q no siempre se logra pq hay quienes ponen todo su empeño en q ello no se consiga.

Bsos.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

La vida es la unión de pequeños brevarios :) y entre ellos, algunos felices. Los tuyos, sencillamente, maravillosos.

mariapahn dijo...

Y, bueno, Antonio ... qué mejor manera de escapar; yo suelo sentir la necesidad imperiosa de correr como Forrest Gump, sin parar; pero al final, acabo debajo de la cama comiéndome los puños... luego se pasa y, casi siempre, vuelvo a sonreir.
Besitos

panterablanca dijo...

Pues a mí me da por meterme en la cama y dormir, aunque no siempre se puede, precisamente porque hay demasiado barro a mi alrededor. Pero cuando se llega a esos extremos, mal asunto. Quiere decir que estoy depresiva perdida, y... no, no hay que llegar a esos extremos, mejor no darle tantas vueltas a las cosas.
Besos felinos.

Capazorros dijo...

Yo prefiero una Mahou al b vino. Supongo que tambi´en vale.
Un saludo. Feliz 2010.

Juanma dijo...

El vino, ya lo sabemos, es siempre un buen compañero de viaje. O de quietudes.

Un fuerte abrazo, querido Antonio.

El callejón de los negros dijo...

Brevario es todo vuestro.
Gracias por los comentarios. Llevo unos días en los que me es imposible recorrer vuestros sitios y disfrutarlos por eso que os acerquéis vosotros me pone muy contento.

Antonio

Mayte dijo...

Porque es el único sitio a dónde se cubre de serenidad el alma loca de realidad.


Te bikiñeo ;)

dama dijo...

Para mí ese brevario no se parece en nada a lo que tenía por concepto, pero ese "sillón orejero con vino patrio" no estaría nada mal para cambiar el significado de la palabra.

El callejón de los negros dijo...

Un beso a las dos con un bikiñeo orejero...

Antonio

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Hace mucho que no como una buena breva, has abierto mi apetito y por supuesto me has dado el impulso necesario que algunas veces cuesta para asomarme al brocal.

Un abrazo

El callejón de los negros dijo...

Habría que ver esos desayunos que et metes entre pecho y espalda amigo Luz de gas... y dan ganas de apuntarse...

Antonio

Ricardo Guadalupe dijo...

Hola, llevo un rato visitando tus blogs y a mi parecer uno de tus sellos de identidad es la creatividad que tienes para formar nuevas palabras, ya sea en sentido lírico o práctico. Eso es digno de reconocer, puesto que los neologismos, los buenos neologismos, siempre enriquecen la lengua.

En cuanto a la lectura en el pozo, qué te puedo decir, a mí la literatura me ha salvado. Supongo que tiene que ver con eso que se dice de que al estómago se le sacia rápido pero al espíritu no. Al espíritu es más difícil saciarlo, y las palabras literarias contribuyen a llenarlo.

Un abrazo

El callejón de los negros dijo...

Gracias por tu rato de compañía y por tus palabras. Del pozo se sale otra cosa son las heridas...

Saludos
Antonio