Algo definitivo

Tienes que escribirme algo definitivo, algo que impacte, lo quiero para mañana, algo que pueda restregarles a los burócratas del sistema, algo que les duela, algo que les retuerza el ombligo, algo por lo que nos odien hasta hacerse daño con el pensamiento, algo porque el que recuerden a este periódico y a su director, y a su presidente, y a sus accionistas, y a sus jodidas rotatorias, y a nosotros, Waldo, a nosotros, que no nos vayamos nunca de sus cabezas. Que escupan sangre cuando lo lean. No me falles Waldo. Tienes que sacar lo mejor de ti, que es lo peor para ellos. Nos han intentado quitar del medio y ahora, ahora, se las devolveremos todas. Tienen que tener un punto débil, algo que les haga pensar que han perdido, Waldo, el ataque final. Luego, en dos días, nos vamos, lo tengo preparado, no digas nada en casa, ya les explicarás en el aire, saldremos volando todos, enciende la mecha, rumbo a los cráteres, allí tendremos que trabajar, no hay dinero pero ellos se quedaran aquí recogiendo sus vísceras en los despachos presidenciales. Muchos caeran. Waldo dime algo. A cinco columnas, portada del último diario. ¿Ya lo tienes? ¡Dámela! ¿Qué hacer ahora? Salen del planeta los últimos miembros de la oposición. Cuarenta y siete mil funcionarios del sistema de seguridad global se quedan sin trabajo. El régimen no tiene a quien vigilar. No sabrán ya que pasa hasta que el hambre llame a sus puertas. No hay nada que hacer. No hay nada. No hay trabajo. No hay a quien perseguir.

13 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Acabo de tener un déjà vu o no se como explicarlo.

La energía de cualquier conflicto la presenta un deseo y un opositor, si nadie se opone el deseo se instala, pero este deseo puede que no sea el deseo de todos y la maquinaria que luchaba por él deja de tener sentido.

¿Qué pasaría por ejemplo si se aceptan todas las exigencias de unos terroristas?

¿Esa maquinaría que creó esa lucha como se recicla?

¿De verdad les interesaría llegar a una solución?

¿Me está afectando la idea de no comer gambas hoy?

Seguro, otro día será.

El callejón de los negros dijo...

Decían que no hay guerra que cien años dure, ni cuerpo que lo resista...

Y es que las revoluciones y las reivindicaciones son algo pasional y puntual, luego siempre derivan en lo que las provocó. Me recuerda a aquel libro... Revolución en la granja...

¿Y cual crees que es el verdadero problema que tienen ahora los etarras y sus seguidores, e incluso los que cogieron las nueces mientras otros movían el árbol? más aún, y los que usan el dolor y el victivismo como ataque frontal...

Como en los bancos, sin nosotros, sin nuestra soldada no son nadie... pero somos sus esclavos.

A seguir bien

Antonio

Anónimo dijo...

Te escribo desde Punto Radio Sevilla. Como ya sabrás, tenemos una sección en Protagonistas en la que entrevistamos diariamente a personas que tienen blogs relacionados con la ciudad. Si te apetece colaborar con nosotros puedes llamarnos al teléfono 954 46 05 46 o facilitarnos tu número para que nosotros te llamemos. Mi dirección de correo electrónico es tepuig@hotmail.com. Muchas gracias. Saludos.

Teresa Puig

Luz de Gas dijo...

Huy Antonio, a ver si consigues algo definitivo

Besos

La gata Roma dijo...

A cinco columnas yo escribiría en portada “Ya no os tenemos miedo”, Seguro que eso los desmontaba por entero…
Me alegro de que pronto voy a poder oirte, dale candela

Kisses

verdial dijo...

¿Por qué será que la historia se repite constantemente desde que el mundo es mundo? ¿Tal vez por un egoísmo, o un afán de poder inusitado , o acaso por imponer su voluntad e ideales por encima de todo?.

Lo que sí está claro es que de ésta forma, con la violencia, no llegaremos jamás a ningún sitio.

Un abrazo

lisebe dijo...

Como dijo Lord Acton:
"El poder corrompe, el poder absoluto corrompe absolutamente"

Y ésta es una verdad que cabe en todos los ambitos sean políticos, religiosos o sociales,sean terroristas,o de un país o de otro...
Y es que al final somos seres humanos con las mismas inclinaciones.
Unos nacieron para mandar y otros para ser mandados,unos nacieron siendo lobos y otros ovejas desolladas, la historia siempre se repetirá, mientras el mundo sea el mismo.¿Ques es lo que podemos hacer? Revelarnos? eso sería efectivo si todo el mundo lo hiciera, pero tristemente hablamos de minorias que contra uno grande no puede hacer nada.

El pez grande se come al pez chico, y aunque se revele no tiene ninguna posibilidad de escapar, esa es la realidad pura y dura.

Y este es el mundo que nos ha tocado vivir, podemos coger la rabieta y estamos en nuestro derecho y nuestras ideas y convicciones son lo único que no nos pueden quitar, ¿salvar el mundo? una utopía, pero soñar hacerlo, es una "gran idea y un gran sueño"

Esta es mi humilde opinión, querido Antonio, a tu gran disertación, como siempre.

Muchos besitos

La gata Roma dijo...

Tenemos esta vez servicio de guardería, así que ven con quien quieras pero otra vez tenemos jaleo en el tejado, pásate.
kisses

panterablanca dijo...

Uuuuuuyyy, qué mal rollito me ha dado estooooooo...
Besos selváticos.

Bitter dijo...

Uff, esta si que parece una historia de terror, no quiesiera estar en ella..

El callejón de los negros dijo...

Bitter el terror viene envuelto en fondos de paisajes claros y miradas comprometedoras. Así es.

Mi pantera preferida normal huyas de todos esto, y es que en la selva funcionan las cosas con una naturalidad que se echa de menos.

Manijera gracias, una vez más. Y buen titular, dicen que es la clave para enganchar a los lectores, no lo tengo claro, la clave es quitarse del medio personajillos que añoran tiempos pasados ...

Lisebe preciso comentario, y aunque el pez grande siempre se come al chico hay digestiones de las que nunca se acaban de recuperar algunos. Me recuerda lo que dijo Boadella sobre la relación entre Franco y la oposición democrática, "eramos como moscas molestándole no se llegó a más" y hasta que se murió no se acabó, no pudieron con él, cosa que en Portugal, en Chile, etc. si hicieron así que menos humos hay que decirles a los que hablan de mayo del 68, de los grises, y me viene también la canción de Ismael Serrano..

Besos tremendos que te ayuden a levantarte.

Verdial efectivamente, la violencia genera violencia, y lo peor es que no es sólo la física está la psicológica, la que viene impuesta por multinacionales, la que nosotros con tal de no señalarnos seguimos empujando la bola de nieves.

Luz de gas si me tocará la lotería.. sería algo definitivo je je y eso que juego muy poco muy poco...

Saludos a todos

Antonio

La gata Roma dijo...

¿Gracias? A ti en todo caso, y encima me traes a la mente esa gran canción de Ismaelín, porque aún tiene que llover. No ganamos aquella batalla, y no creo que seamos capaces de ganar las de hoy en día. Hay que ser de una pasta muy especial para salir a la calle con un fusil y un clavel en él… envidiable aquella revolución del país vecino…
Kisses

El callejón de los negros dijo...

Tengo pendiente meterla en Caja de costura.

Nos leemos.
Antonio