Sigo erre que erre ...


Los de Página2 vuelven con sus propuestas de microrelatos, esta vez añadiendo a la condición de usar como máximo veinticinco palabras otra más curiosa, hay que meter el nombre de una canción. Me puse y salió esto. ¿No se anima nadie más?

Menta
Sigues oliendo a menta, siempre me ha gustado, como cuando te conocí aquella tarde de otoño. Olor a vida ahora que no estás conmigo.
Vamos a la cama
No entendía aquel individuo mi situación, cansado de la carrera, de las entrevistas, 'vamos a la cama, mañana hay que madrugar para coger el avión'.
Cien gaviotas
Desde que me pasó mi colega el disco, esa rara noche de la que no se volvió hablar más, me pregunto, ¿cien gaviotas? ¿dónde irán?
Bajo del mar
Allí estará mi torre, cubierta de agua hasta la bandera. Bajo del mar ya no será lo mismo, sin princesas ni sala de armas.
Torre de arena
El agua no entiende de ilusiones, ni de imaginación desbordante, siempre monótona y meticulosa. Sube y baja la marea derribando mi torre de arena.
Yolanda
Ya te lo dijo tu madre mientras paseabas con ella por la Corredera, Yolanda, ¡ay! mi niña, estaba de Dios que iba a pasarte algo.
La mala reputación
Pensar que otros lo habían conseguido no era suficiente. La mala reputación era su carta de presentación, incluso los días que se lavaba.
Corazón espinado
Aquel hombre había visto muchos. Su oficio es lo que tenía. Era el mejor pero aquel cirujano no supo que hacer ante ese corazón espinado.
Esto no es una canción
Tráeme una ranchera, un vals, una polka, un pasodoble, lo que sea que tenga compás, pero esto no es una canción ¡esto es tu vida!
Ojos de triste llanto
La conocí en el departamento de contabilidad, y desde el principio me atrajeron sus ojos de triste llanto. Su sonrisa, aquella mañana, me dejo mudo.
Lo que tu y yo sabemos
'Lo que tu y yo sabemos no se lo vamos a contar a nadie.' Y ese es el pacto secreto entre él y su espejo.
La madre de José
Nos habíamos visto en siete ocasiones anteriormente. Todo había ido como la seda. Hasta el día que nos pilló la madre de José. Demasiada gente.
Fred Flinstone
La últimas palabras de Fred Flinstone fueron 'qué gran día' y 'esta maldita ciudad'. Nadie entendió aquello.
Enamorado de la moda juvenil
Sin duda, enamorado de la moda juvenil tiene que estar para hacer lo que él hizo. Enamorado, fugaz y empalagosamente, de una cazadora de cuero.
Todo es de color
La celda está aislada. Máxima seguridad. Soledad burócrata. Sin embargo todo es de color en los surcos de la miseria. No deja nunca de soñar.
Más de cien mentiras
Habían empezado esa relación con una fuerza que nunca había sentido antes pero ya llevaba más de cien mentiras y había que cortar de golpe.
Zumo de neón
Cuando lo encontré estaba muerto con una sonrisa envidiable. Se debió beber de un trago todo el zumo de neón. El vaso estaba casi vacío.
Esos bichos que nacen de los claveles
Su obsesión era la naturaleza, esos bichos que nacen de los claveles, todas esas criaturas que no se ven a simple vista. Eran su vida.
La noche
Estarás cansado de ayer, de las primeras impresiones, del calor. Espera a la noche, allí verás -cruzando el puente- la prueba que estabas buscando.
Revolución juvenil en Mongolia
Había estado en casi todos los conflictos de finales del siglo pasado. Aquello de no llamarle para la revolución juvenil en Mongolia provocó su dimisión.
Aire
Con aquel tiempo era imposible comenzar la tarea que le había encomendado, demasiados obstáculos para un hombre sólo. Demasiado poco aire para él.


25 comentarios:

La gata Roma dijo...

Balada de otoño

Y la lluvia en los cristales iba componiendo la balada de otoño mientras ella apagaba las luces del salón, fue un sábado raro.

P.S. Si ves mi última entrada verás que no me he quebrado, pero los microrrelatos no son lo mío, y tu te habías pillado algunas buenas del flaco.

Luz de Gas dijo...

Apaleados, señalados quisimos volver, no nos dejaron. Volvimos a intentar el viaje y fracasamos. Es lo que nos pasa por vivir al este del Edén.

Dama dijo...

Se vistió deprisa y salió a la calle. Escaleras abajo ya le pesaba la culpa, pero era más fuerte el olor de su cuerpo y el recuerdo a una noche de amor desesperada que su conciencia.

Glauca dijo...

Es curioso pero prefiero la cuarentena del viejo callejón...

El Caliz de la Canina dijo...

Triduo en San Gregorio.No faltes


Un abrazo canino.

pati dijo...

Yo casi que prefiero leer los tuyos

;)

Saludos :)

panterablanca dijo...

Muy interesantes tus relatos hiperbreves :-)
Besos selváticos.

mrrm dijo...

Esa luz de luna que entra por la retina e impregna todo su ser; hijo de la Luna alimentado por la teta de su madre.

radioblogueros dijo...

Hola , te escribo desde Punto Radio Sevilla, para comunicarte que si estas interesado nos gustaría realizarte una entrevista para el programa la Radio de los blogueros que comienza el próximo 3 de octubre. Veo que también particapas con nosotros en el blog dejando tus comentarios, así que si quieres estás invitado a tu cita en nuestro programa un saludo. Te dejo las vías de contacto: 954460546,protagonistassevilla@puntoradio.com o noztromos@hotmail.com
Un saludo

el aguaó dijo...

Amigo eres genial. Consigues realizar un joya literaria con cada canción. Como me has invitado a probar, lo haré:

Luminosa Mañana
Amaneció una luminosa mañana, pero no la sentía. Todo era gris. El dolor y el sufrimiento convertían el día en noche. Tenía roto el corazón.

Un fuerte abrazo amigo Antonio.

Luz de Gas dijo...

¿Cual vas a mandar?

Están todas muy bien.

Dama dijo...

Otra, es que antes me colé, puse más de veinticinco palabras. Allá voy:

Nos miramos profundamente y entendimos que a veces el tiempo no pasa, ahora seguía siendo tu chica, tu chica de ayer.

La gata Roma dijo...

Lágrimas de plástico azul

Tal vez había retenido tanto las ganas de llorar, había reprimido tanto su llanto, que ahora sólo tenía eso, “lágrimas de plástico azul”

p.s. pues entonces yo sigo contigo… Esto no es lo mío, pero me lo perdonas, que hoy es mi día

mrrm dijo...

AYER (Gloria Estefan)
Ayer te vi en tu viaje por tus pensamientos, ¿preocupado?,nos miramos, nos conocimos, sonreimos, tu mirada es más feliz, sigamos en el camino.

Saludos

Rosa

Luz de Gas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La gata Roma dijo...

No dudaría

Y viéndolo marcharse lo supo; si volviera a nacer “no dudaría” y volvería a equivocarse de la misma manera, a meter la pata de igual forma…


P.S. Me ha encantado el momento coplero de Torre de Arena.

Martona dijo...

Gracias por pasarte por mi blog, ya ves que no llegas en un buen momento, pero eres igual de bienvenido, encantada de tenerte aquí.
Muy pero que muy interesante tu espacio, aunque no me entere muy bien de lo que iba el post de hoy!!!!!!!.

petonicos sempre.

América dijo...

Yolanda te veo latina,Yolanda la reina de la parranda,que linda eres
Yolanda....

Que conste que hago el esfuerzo,pero sigo el post y los comentarios con interés,que talento!...Y no te rias de mi

panterablanca dijo...

Estás hecho una máquina de lo hiperbreve, ¿eh? ;-)
Un lametón de pantera.

Bitter dijo...

Vaya eres un rayo para estos microrelatos. Me gustó el del corazón espinado ;)
besos

Luz de Gas dijo...

Macarena

Macarena corrió tras la sombra de una ilusión hasta que la luz se fue y quedó sola en medio de la calle mientras llovía.

La gata Roma dijo...

Llueve sobre mojado

Se encontraba tan perdida como tantas otras veces lo había estado. El sabor amargo que ya conocía se repetía: llueve sobre mojado, se dijo.


COMO UN DOLOR DE MUELAS

CON LA CABEZA EN LA ALMOHADA, CON EL ALMA EN EL SUELO, Y UNA MANO EN LA PARED LO PENSÓ, ERA COMO UN DOLOR DE MUELAS, O PEOR…


P.S. ¿Qué me has hecho? ¡Haz que pareeeeee!

lisebe dijo...

Tan solo leyendo consigo relajar mi mente y aminorar el dolor de mi corazón, y te puedo asegurar que aquí me siento muy relajada Antonio.

Gracias

Besos

El Séneca dijo...

La salida no es por ahí - Ana Belén (tema original de Manhatan Transfer)...

- La puerta está cerrada, la ventana inaccesible, el aire fresco no se percibe y mi rebeldía parece domada. Pero El Séneca siempre respira y por alguna salida escapa.

Agueda Torrado dijo...

me alegro ver que tu nuevo estilo está dando exquisistos frutos.

Un saludo!