Fifty-fifty. Ejemplo práctico

Siguiendo con un debate sobre la ironia, que surgió no hace mucho entre las piedras del Callejón, retomamos el asunto con un ejemplo claro. Obvio. Genial.

Decía... 'La ironía es la combinación equilibrada entre la ordinariez y la excelencia.'

Chirigota 'El que la lleva la entiende', en el año 1992, un pasodoble para no perder ni un segundo en tonterías, tendrás que verlos dos veces, la segunda para escuchar la letra, porque durante la primera vez estarás fijándote en la clase de interpretación que nos dieron los doces componentes. Maravillosos e increibles, detrás de todo están tres genios del carnaval como son Erasmo, Selu y el Yuyú. Por cierto, ese mismo año sacaron otra chirigota más rompedora si cabe con los cánones carnavaleros del tres por cuatro (que hasta ese momento no se saltaban con facilidad... pero eso es otra historia).
Y la mágica letra, que como trozos del Quijote o del Don Juan Tenorio o de tu poesía preferida deberías aprenderte de memoria ...

“Yo admiro el doble sentido”
El que la lleva la entiende (Chirigota de Cádiz)
Yo admiro el doble sentido
de algún conocido
poeta de Cádiz
con esa genialidad
y la musicalidad
de la ironía la rima
y el arte que en esta tierra hay.

Destaca la picaresca
la gracia fina de la ciudad
la cultura de dominar rima consonante
gracias a ellos escuchamos cuplés elegante
ay ay ay ele que pelotazo.

Conocen todo el Laruse todo el vocabulario
y se han dado cuenta
de algunas rimas super cachondas
viejo con conejo
olla va con polla
va trabajo con carajo
y rima Logroño con coño.

ay que cosa más graciosa
ay que forma de escribir
yo muero con esas cosas
porque de algo hay que morir.
Y si alguien se siente ofendido
no fue mi intención
y eso me rima con un buen mojón.
Addendas

Desde luego, la ironía fina es otra cosa, esa crítica que no la ves venir y que cuando te das cuenta ya se ha ido el oponente o te ha dejado pensando... ¿era a mi al que llamó carajote? Ya hablaremos un día pero es que tiene mucha injundia y hablar de las cachas de tu vecina sin que se entere ..

Pero eso es para gente inteligente y que entiende las metásforas... nosotros, el resto, nos quedamos embobaos con estas cosas... o con las nuevas tecnologías... o con la música culta... o en el trabajo que nos da de comer

21 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Querido Antonio en mi modesto parecer, no tiene nada que ver que haya ordinariez para que exista ironía, pero nada en absoluto, puede haber toda la ironía del mundo y no haber ni pizca de ordinariez.

Y estos maestros de la ironía utilizan toda la ordinariez para decir bien claro que la rima fácil más que graciosa es patética: un mojón.

Esto es Carnaval

El callejón de los negros dijo...

Tu parecer no es modesto... tiene su peso en estas cavilaciones.

La ordinariez la entiendo no sólo como el insulto o la palabra soez sino como la ruptura con llamado ahora 'políticamente correcto', lo ordinario se hace extraordinario...

Las palabras son mágia en nuestras manos, si alguien escribiera un cuento llamado 'La vida ordinaria' podría contener un tratado de urbanidad o una recopilación de los que no deben escuchar menores ;-)

Vivan las pamplinas del carnaval que es la vida en si misma(da).

Antonio

Luz de Gas dijo...

Quizás me estaba acordando de los chistes del programa de la señora del monte y no de la guasa del carnaval, donde efectivamente una buena güanta a lo ordinario es más que precisa: necesaria.

PD. Te he cogido prestada la idea del lazo, estás en todo

Tormenta. dijo...

Bueno, yo de chirigotas,poco entiendo, pocas he visto, y en la televisión supongo que no tiene nada que ver, escuché algunas que me hacían reír y otras..la verdad, como que no, supongo que hay que entenderlas, y dejarse llevar.

Saludos.

ROSALÍA dijo...

Coincido con Luz de Gas en que una persona puede ser muy irónica y no ser ordinaria; por ejemplo, yo misma ;)

P.D.: Las chirigotas der Selu, y esa en concreto, son geniales!

Juanma dijo...

Yo siempre coincido con mi Luz de Gas. Sin embargo, querido Antonio, entender lo ordinario como lo opuesto a lo extraordinario lo deja todo claro.
Mañana recordaré la chirigota (la recordaré porque escuchada, en su momento, sí que está) porque ahora estoy en el trabajo y aquí no puedo. Pero qué grandes los autores del carnaval. ¿Sabes que mi hijo nació en la noche de la final del Falla?
Un abrazo, querido amigo.

Du Guesclin dijo...

El problema de utilizar lo ordinario para ironizar es que hay que saber muy bien qué cartas se juegan.

Porque lo ordinario bien empleado puede ser genial, pero un abuso o un mal uso de lo que se está diciendo puede pasar al plano de lo desagradable o lo chabacano. Son, a mi parecer, dos tipos de ordinarieces.

Es como sucede con los cómicos que dan el pelotazo de buenas a primera (ejemplo, Morancos al principio com Omaíta y cía o el mismo Chiquito); a primera hora eran geniales porque con su ordinariez rompían moldes y eran políticamente incorrectos; pero llega un momento que a base de repetirse y manosear lo mismo una y otra vez, lo ordinario genial pasa a ser ordinario chabacano.

Quizás con el Carnaval es muy difícil que ésto suceda, ya que las chirigotas y demás son bastante efímeras y no dan opción a quemarse.

Saludos.

La gata Roma dijo...

Será la edad, no sé si me refino o me ironizo más, y no siempre la ironía es mordaz, pero cada vez me hacen menos gracia ciertas cosas, igual que cada vez valoro más otras por antiguas que sean; pero lo dicho, no sé si me refino, o lo mismo me vuelvo ordinaria… En el carnaval no cabe duda, un desfile de ironía de la mejorcita que se puede destilar.
Kisses

Moe de Triana dijo...

Yo como buen romancero la verdá es que de vez en cuando me dejo caer con algún que otro borderío porque francamente me encanta soltarlos, eso si, mezclándolos con golpes mucho más elaborados.

Como muestra te dejo alguna que otra perla borde del repertorio del año pasao...

Mi madre matrona es
y cuenta como si nada
que to los días vé más coños
que un domingo de erizada

Es la forma poco sutil
que tiene de comentar
que se está notando un incremento
en el índice de natalidad


.....

Mi tío Julián es endocrino
y a toda la que llega a la consulta
buscando una dieta sana
Le hace comerse un pepino

Pues es tan vegetariano
que siempre dice con agrado
vamo a dejarno de morcilla
y vamo a comerno un nabo



Un saludasso.

verdial dijo...

También coincido con Lus de Gas. La ironía pasa a convertirse en ordinariez cuando se usa con esa intención, que no es exactamente el alma de los versos de las chirigotas, versos del pueblo que cuentan lo cotidiano con esa chispa de gracia.
El mismo caso anoto en lo habitual de cada día. Solo se ofende con la ironía cuando la usamos con sentido de ordinariez.

Un abrazo

El callejón de los negros dijo...

Hay que ver la que tengo que liar para quitarme el mono de carnaval...

Desde luego prefiero antes un chiste fácil y borde que un insulto realmente ofensivo o una crítica con mala leche que haga 'pupa' de verdad. Supongo que por eso se inventaron los tacos aunque la leynda diga que lo soltó un homo sapiens cuando se le cayo un mamut encima...

Quizás haya creado confusión los distintos conceptos de 'algo ordinario' y que por supuesto, amigos, hay tantos caminos para llegar a ser irónico...

Os sigo leyendo aquí y en vuestras casas.

Antonio

Zapateiro dijo...

¿Estamos, entonces, todos de acuerdo, no? Pues ya está. Y que 'vivan las chirigotas! (y lo dice una a la que no le gusta el carnaval;)).

Un beso Antonio.

El callejón de los negros dijo...

ja ja ja ja ja qué bueno....

¿Qué no te gusta el carnaval? me parece que nos vamos a tener que pintar unos coloretes, ponernos el disfraz de pamplina gaditana y aprendernos unos cupleses al son de una barra con vino de Chiclana, o de Villanueva del Ariscal...

Natalia Pastor dijo...

Coincido con Verdial; "La ironía pasa a convertirse en ordinariez cuando se usa con esa intención".
Sucede que vivimos tiempos, donde salirte del lenguaje "políticamente correcto",es considerado una provocación inaceptable.
Si Quevedo viviese hoy,estaría todos los dias en los Juzgados.

El callejón de los negros dijo...

Para mi no hay algo más ordinario (ofensivamente hablando) que el bochornoso espectáculo del parlamento español, por poner un ejemplo, y no que en ese atril alguien coherente tras una explicación razonable y radical dijera '¡coño! es que no tenéis ojos en vuestras vacías cabezotas para ver que vamos por un camino que no es el de solucionar los problemas, ¡joder!', y esto me vale para cualquiera de los parlamentos que tenemos.

Antonio

Zapateiro dijo...

Quevedo escribió maravillosamente, por eso pasó a la historia, pero que fuera un maleducado no se lo quita nadie, como más de un buen escritor que hay por ahí.

ROSALÍA dijo...

De Quevedo es "Gracias Y Desgracias Del Ojo Del Culo", estudio poético bastante satírico sobre los placeres y dolencias del culo. Y en esta obra, por ej., había ironía y ordinariez. Y, por contra (o no), fue un ilustre señor.

El callejón de los negros dijo...

Un debate sobre Quevedo en mi Callejón, ¡oh gracias chicas!

Y ahí lo tenemos... Gracias y desgracias del ojo del culo

Antonio

Luz de Gas dijo...

Un día en clase utilicé estos versos, me dijeron que eran de muy mal gusto y estaban mal escristos.
Al decir que eran de Francisco de Quevedo ella soltó que estarían mal traducidos. Evidentemente me quedé sin palabras


A UN BUJARRÓN

Anónimo escribió "
Aquí yace Misser de la Florida


y dicen que le hizo buen provecho


a Satanás su vida.


Ningún coño le vio jamás arrecho.


De Herodes fue enemigo y de sus gentes,


no porque degolló los inocentes;


más porque, siendo niños y tan bellos,


los mandó degollar y no jodellos.


Pues tanto amó los niños y de suerte


(inmenso bujarrón hasta la muerte),


que si él en Babilonia se hallara,


por los tres niños en el horno entrara.


¡Oh, tú, cualquiera cosa que te seas,


pues por su sepultura te paseas,


u niño, u sabandija,


u perro, u lagartija,


u mico, u gallo, u mulo,


u sierpe, u animal que tengas cosa


que de mil leguas se parezca a culo!,


guárdate del varón que aquí reposa;


que tras un rabo, bujarrón profundo,


si le dejan, vendrá del otro mundo.


No en tormentos eternos


condenaron su alma a los infiernos;


mas los infiernos fueron condenados


a que tengan su alma y sus pecados.


Pero si honrar pretendes su memoria,


di que goce de mierda y no de gloria;


y pues tanta lisonja se le hace,


di: "Requiescat in culo, mas no in pace".

Pd. Sigo dándole vueltas a tu entrada nueva

panterablanca dijo...

Pues a mí me gustan las chirigotas y me encanta el carnaval, que por cierto... te has adelantado un poco, ¿no?
Besos salvajes.

mrrm dijo...

Hola, creo que llego un poco tarde pero veo que está la cosa interesante. ¡Hay ese carnaval, que poquito queda!. Yo lo veo por la "tele".
Sobre la ordinariez digo que hay que tener mucho ARTE para decirlas con ese estilo (aquí de eso hay), y admás el ARTE de saber escuchar. Sobre Quevedo; pues sí, era un deslenguado el señor, pero hay que reconocer que valor le echaba el hombre porque para tirarle de la oreja a tanto hipocrita de la epoca..., ya me dirás. Además po aquel entonces no estaba de moda lo "politicamente correcto" ni tanta palabrita nueva, las cosas tenían su nombre y punto.

Saludos

Rosa