Los ejes de mi carreta

Autor: Atahualpa Yupanqui
(segun me comenta un anónimo comentarista el autor es Romildo Risso, autor de la obra poética)
Interprete: Alberto Cortez

Porque no engraso los ejes
me llaman “abandonao”;
si a mí me gusta que suenen
pa´ que los quiero engrasaos.

Es demasiado aburrido
seguir y seguir la huella,
andar y andar los caminos
sin nada que lo entretenga.

No necesito silencio
yo no tengo en quién pensar.
Tenía pero hace tiempo
“áura” ya no tengo más.

Porque no engraso los ejes
me llaman “abandonao”;
si a mí me gusta que suenen
pa´ que los quiero engrasaos.

Los ejes de mi carreta
nunca los voy a engrasar.


Poco tengo que decir para la letra que me recorre el cuerpo diariamente, no soy como los demás, no quiero serlo, ni siquiera como las personas que admiro, quiero llegar a pensar por mi mismo.
Y ahí estamos. Ahí seguimos, cediendo lo menos posible ante lo que llaman inevitable, es que hay que seguir el sistema ... sí, .... y sin embargo se mueve.... haremos lo que tu digas pero .... no engraso los ejes ....

16 comentarios:

Tormenta. dijo...

Pues me parece muy bien, si no quieres engrasarlos,así se quedan,me recordó ,(no me acuerdo bien quien lo decía)
pero yo siempre lo digo , a veces..

Sé que tal vez no tenga remedio,pero ni lo quiero tener!

Saludos.

el aguaó dijo...

Amigo Antonio, has conseguido realizar una reflexión genial. Una magnífica entrada.

Te doy una recomendación: no engrases los ejes. Sigue siendo tú mismo y no cambies. Servirdor (y todo los afortunados que recorren tu Callejón) está descubriendo una persona genial.

Un fuerte abrazo.

La gata Roma dijo...

Y eso es lo que pasa... mucha gente hace las cosas porque las hacen los demás y el sistema... tú quédate con tu chirriar.
Kisses

Luz de Gas dijo...

¡Que grande! Alberto, Facundo y esos ejes que suenan en este callejón, solo aquí, al mediodía con el sol de pleno o al atardecar con el negro subío.
Por eso, aunque me coja un poco a trasmano y las bicis de sevici vengan sin amortiguador, me gusta cruzar por aquí, para ver pasar esa carreta por este callejón

*LaDy SiSiaK* dijo...

Esa bella reflexión la tienen muchos, luego, con el tiempo, queda olvidada y anulada por el simple hecho de seguir viviendo y en consecuencia, ser una hormiga más que pasa por el aro. Es lo que hay, queramos o no, ya no existen vías para los que piensan.

Zapateiro dijo...

Pues a mi me parece estupendo que quieras seguir siendo fiel a ti mismo y que quieras pensar por ti mismo, sin injerencias externas, y que nos deleites con Alberto Cortez, cantante que me ha trasnportado completamente a mi niñez y que me ha llenado de nostalgia.

Un saludo, Antonio.

El Caliz de la Canina dijo...

Tus ideales hasta la tumba,aunque suene un poco mal.

Nadie tiene que cambiar,mi pregunta es¿Por qué no cambian los demás?.

Las cosas hay que hacerlas por uno mismo ......... no por influencias ajenas ........

En fin la Canina seguirá cavilando .........

El callejón de los negros dijo...

Se que al final del túnel está Utopia. Ya lo escribieron.

Mientras, sigo siendo un pesimista mal informado.

Saludos, y me apunto vuestras sugerencias.

Antonio

Anónimo dijo...

Genial, pero el autor es Romildo Risso

El callejón de los negros dijo...

Gracias anónimo por la rectificación que adjuntaré en la entrada. Bienvenido.

Saludos
Antonio

Sergio dijo...

Siempre acredité que el autor de Los ejes de mi carreta era Atahualpa Yupanqui. Mas, bajando esa música del eMule encontré una versión bien antigua, interpretada por Alfredo Sadel, e menciona que el autor es Ernesto Lecuona. Por mas que procuro en la red, no encuentro como verificar. Alguien puede ayudar?

El callejón de los negros dijo...

Estoy más perdio que´l barco l´arró

Si alguien puede ayudar...

Gracias Sergio por tus aportaciones.

Antonio

Esteban dijo...

El autor es Romildo Risso

El callejón de los negros dijo...

Esteban, gracias por el dato. Bienvenido.

Antonio

Orffito dijo...

En realidad esta pieza musical es obra de doble autor, la musica es del maestro Atahualpa Yupanqui, la letra es del Poeta Romildo Risso, es obvio que como poeta Romildo no era muy apto en la musica, entonces por eso se atribuye esta cancion a esos dos autores.

Saludos

El callejón de los negros dijo...

Gracias Orffito por la aclaración.

¡Qué buena la música del otro lado del océano!

Antonio