Mil ochenta


¿Y por qué ese número?
Más de mil recetas de cocina podría haber puesto,
pero no, puso mil ochenta formas de hacer de comer.
¡Qué grande Simone!

Esta entrada es breve .
Esta entrada es por quien me puso el delantal
para quien nos hizo cocinar a una sola mano
la otra para su libro.
Mil ochenta inspiraciones de las papilas gustativas.
¡Qué grande Simone!

Estabas siempre en casa,
con miles de anotaciones y papeles
de recortes de periódicos viejos o de notas.
Más caminos que llevaban a la cocina.
Te veía como un mito,
cuando eras terrenal y bíblica.
¡Qué grande Simone!

Luego, la mejor cocinera me pasó mi ejemplar.
Ese fue mi ajuar.
Mi tesoro. Ya puedes volar.
Y lo tomé con ganas.
Como siempre hago, se cruzaron
otros caminos, y ahí sigues esperándome.
¡Qué grande Simone!

Llegó la noticia de tu fallecimiento.
Cuando te acercabas a centenaria
hizo que sintiera una tristeza rara.
Tristeza que me dio hambre.
¡Qué grande Simone!

Descanse en paz.

7 comentarios:

Galleto dijo...

Tus textos son muy sugerentes y jugan sin la ventaja de lo evidente (que si tiene la fotografía). Gracias por la visita. Me pasaré a menudo por aquí. Enhorabuena.

lisebe dijo...

Que delicia como siempre!!!!!

¡Que bien que escribas más amenudo ahora!

" Escribe, que tus escritos son una delicia para mis ojos, y una dulzura para mis sentidos"

Besitos

La gata Roma dijo...

Gran ajuar si señor, ya sabes, un tema el del ajuar que se ve que gusta por aquí. Y grande el texto, o poema, o recordatorio… si es que no me gustan las etiquetas y ni sé ponerlas…
Kisses, a puñaos si los prefieres así

El Caliz de la Canina dijo...

Antonio siempre genial,tus textos siempre se desarrollan con una soltura inusual ......

Eres un genio,miarma.

La Canina seguirá cavilando ...

Luz de Gas dijo...

Siento la perdida de tu amiga que tanto te enseñó en el dificil arte de la cocina.

Esa prueba yo todavía no la he superado.

Ánimo que ella seguirá con todos gracias a ti.

Besos Antonio

el aguaó dijo...

Gran homenaje para quien lo merece.

Descanse en Paz.

Un abrazo amigo.

El callejón de los negros dijo...

Galleto bienvenido, aquí hay pocas fotos y alguna parrafada. Gracias por tus palabras. Nos leemos.

Deliciosa Lisebe el calificativo es recíproco. Y espero poder coger un buen ritmo, me sirve como terapia... Besos

Manijera que viniste a nacer en una noche de luna..., hay ajuares que nunca se acaban de recoer, otros que nunca se dieron, y otros que nunca fueron ajuares... etiquetas ni en las invitaciones ;-)

Canina y es que no estoy canijo como tú pero me como mucho el coco. Me alegro te guste lo que escribo. Nos leemos.

Luz de gas cuando nos identifiquemos fisicamente, será delante de algunas viandas, ¡¡qué no las haya cocinado yo!! soy muy torpe entre sartenes pero había que adquirir una base de supervivencia. Nos leemos.

Aguaó, así sea. Ya tienes que estar libre...libre...¡suerte!

Seguimos haciendo camino
Antonio