Aire

Para qué inventar una historia en un lenguaje tan personal que nadie entendería cuando por mis venas corren preguntas sin respuestas que producen demasiados ecos.

No creo que estén muy felices las personas que no saben donde están sus familiares enterrados con la noticias de la suspensión del juez Garzón. Independientemente del exceso de ego o intereses creados. En las peleas de poderosos ¿se acuerda alguien de los débiles?
¿No harías tu todo lo posible por encontrar a tu abuelo? ¿Cómo quieren que se cierre la herida en un país cuando se sigue teniendo esa angustia? ¿Por qué los desaparecidos en los demás países cuando los vemos por la televisión nos produce desolación y los nuestros es un tema que hay que tapar? ¿Por qué no dar la satisfacción a los que sufrieron (a sus familiares ya) de ver y escuchar que todo fue ilegal e injusto y que hubo culpables con nombres y apellidos?

Realmente se piensa que dejando de hablar de un tema se curan las heridas. Es difícil si durante medio siglo la política fue la de los vencedores contra los vencidos. Ahí perdimos todos.

Hay que sacar a la luz todo lo que está oculto, lavar en casa los trapos sucios es algo que ya no vale, tanto de un bando como de otro, sin olvidar que hubo quienes tuvieron que esconderse como animales o salir corriendo abandonando su tierra mientras otros pudieron dar eterna sepultura a los suyos. ¿Es que todavía no se ve clara la pequeña diferencia?

10 comentarios:

lisebe dijo...

Y tienes toda la razón Antonio.!!!

"El país que quiere olvidar su propia historia esta destinado a repetirla.."

Esa es la realidad, sea de un bando o del otro o los miles de personas que se escondieron en los campos hasta que pasó la guerra, es imposible borrar un pasado sin pasar página y hacerse justicia..
Esos señores políticos que quieren continuar tapando la atroz secuela de aquella guerra injusta, son los primeros en pedir justicia cuando no se trata de ellos.. Esos hipócritas que ven la paja en el ojo ajeno y no ven la viga en el suyo.
Son los fariseos de sonrisa fácil y de palabra floja que se llenan la boca de meras falacias escondiendo la realidad que les rodea, y tratan de machacar al que quiere quitarles la máscara..(Garzón que aunque tampoco fue un santo nadie puede acusarlo de ser injusto)

Esa es la historia actual Antonio.

Besos y feliz fin de semana

Joana dijo...

Al final lo han conseguido.

mrrm dijo...

Cuando se acabó la dictadura no todo fueron cambios, o no todo cambió como nos hicieron creer. había mucha gente por ahí arriba que se cambió la chaqueta para seguir disfrutando de su estatus social(ellos no se mezclan con la pleve), pero con el tiempo se les ve el plumero, aunque la mona se vista de seda...
Ellos piensan que la gente no tiene memoria. Pero ¿qué ocurre cuando se estudia la memoria y la historia?. No sabe nadie lo chocante que resulta encontrarse nombres y apellidos( sobre todo apellidos)de personas muy apegadas al poder y a Franco, que movían hilos muy poderosos y que todavía siguen apareciendo por ahí moviendolos en una democracia...
En fin contar y no acabar

Saludos

Rosa

La gata Roma dijo...

Está dicho todo…

Ya lo dijo un común amigo, nadie está en contra de que encuentren a la niña que todos sabemos, pero muchos se escandalizan de que la gente quiera enterrar a sus muertos o al menos saber donde están…

Y daría para mucho el tema, pero mejor dejarlo ya… La sinrazón a veces me quema demasiado…

Kisses

Mayte dijo...

Las heridas se curan cuándo el pasado ha gritado la verdad, cuándo se olvida de dónde se viene, lo que ha pasado, se olvida hacía dónde vamos.

Biko para ti, siempre.

Rosalía dijo...

Incongruente del todo, Antonio. Qué vergüenza de ¿estado de derecho?

bsos!

Dama dijo...

Es que por muchas vueltas que le doy, aparte de no salir de mi asombro, no deja de producirme asco, y eso que yo no tengo a ningún familiar en una cuneta, tengo a Lorca y a Miguel Hernández y con éso, es suficiente.
La justicia, otra vez más, injusta.

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Los políticos me dan todos vergüenza, no puedo evitarlo. No consigo que me gusten ni unos, ni otros ni más allá...Creo que siempre es mejor dejar el pasado atrás cuando se ha comprendido bien, cuando le has podido dar un final, si no es así, luego vuelve cual fantasma y se queda para siempre en nuestros corazones, así seguirá el nuestro.. me temo

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

El pasado, se supera, resolviéndolo, es así en nuestra vida personal y en todo lo demás. Hay que hablar las cosas, hay que ponerles un punto final. Cuando se han agotado todos los misterios, suele ser más fácil afrontar un nuevo día, una nueva vida. Un abrazo.

El callejón de los negros dijo...

Espero que nuestros hijos puedan vivir con todo esto ya zanjado. Y zanjado quiere decir con las zanjas abiertas....

Si el gobierno hubiera actuado de oficio y no dejando a intereses privados y jueces las decisiones hubiera ido todo mejor.

Es una buena ley pero no bien ejecutada.

Gracias por vuestras aportaciones.
Antonio