Brevario (VIII)*

Durante mi conferencia "La transposición de la hora sexta", para la que la organización ha reservado cuarenta y cinco minutos de su valioso tiempo, no pienso decir nada más, y si quieren colaborar con el éxito de la misma, les ruego hagan lo mismo y callados disfruten conmigo del silencio durante este tiempo. Les estoy ofreciendo oro - ya saben el refrán sobre el brillo del preciado metal-, cójanlo, disfrútenlo y al finalizar comenten entre sus amigos en la cafetería la maravillosa experiencia vivida.

* Brevario, es una palabra que viene de la unión de dos más conocidas, breve y relatario. La primera viene del latín (brevis) y la recoge oficialmente la Real Academia de la Lengua mientras que la segunda es invención del autor y la tengo recogida y dándole de mamar con lo que me queda de trovador de las almas perdidas...

8 comentarios:

Joana dijo...

Silencio!!! Que es eso?

Mayte dijo...

Shhhhh..... ;)

Dama dijo...

De cuando el silencio es oro.

Zapateiro dijo...

Para escuchar el silencio, el campo.

América dijo...

El silencio claro que es oro,y mira tu por donde a veces vale mas lo que callamos que lo que decimos.

Gusto en saludarte nuevamente un abrazo.

La gata Roma dijo...

Joder, eso podía yo haberlo hecho en mi ponencia…

Lo que me faltaba vamos, jejeje

Kisses

mrrm dijo...

Tambien en silencio se comunican muchas cosas...

Saludos

Rosa

El callejón de los negros dijo...

Quien domina el silencio suele callar bocas.

Un abrazo a todos.
Nos leemos.
Antonio