Apuntes para una historia (I)

Un día escribí ...


En cualquier esquina de la calle anchalaferia
podemos observar a gentes bien arregladas,
guapas, vestidas de domingo, alegría y poderío,
que para ver a la que en San Gil vivía
no se puede ir de otra guisa.


No hay comentarios: